Hay ciertas características que demuestran que eres más inteligente de lo que crees y probablemente no lo has notado; sin embargo, es necesario conceptualizar la inteligencia. Qué es y cómo se logra definir a un sujeto como inteligente.

El sentido del humor y la inteligencia son cualidades que van de la mano.

Y es que, las ideas preconcebidas sobre la inteligencia van cambiando cada año y de acuerdo a las evoluciones sociales.

En la actualidad para medir la inteligencia de una persona se realizan exámenes o pruebas de coeficiente intelectual CI, como el test de Stanford-Binet o las escalas de Wechsler, basados en la solución de habilidades aritméticas, memorísticas y lingüísticas. Pero lamentablemente la inteligencia no solo abarca qué tanta matemática y lenguaje sabes, por lo que estos test hacen una captura pequeña de lo que es algo más complejo, como la estabilidad emocional, la creatividad y el humor. Así es, el sentido del humor y la inteligencia son cualidades que van de la mano.

Entonces ¿qué deberíamos evaluar para definir si una persona es inteligente o no? El psicólogo Robert Sternberg cree que deberíamos movernos hacia un modelo de lo que él considera “inteligencia exitosa” o Succesful intelligence, que valora tanto las debilidades como las fortalezas propias para poder adaptarse a su entorno de la mejor manera posible, así lo recoge un reciente artículo publicado en BBC.

Las 10 personas vivas más inteligentes del mundo

Por ejemplo, esta inteligencia exitosa valora la creatividad, que es la habilidad de tener una gran idea, de poder ver más allá de lo que el resto ve y transformar la realidad en algo asombroso. Según la revista Gq, si te dedicas a una profesión en la que puedes desplegar tus habilidades artísticas o creativas, o les dedicas tiempo a ellas fuera de tu ocupación cotidiana, es probable que seas una persona muy inteligente. Por ejemplo, los artistas.

¿Tienes un lugar para pensar grandes ideas?

Sin embargo, tener la capacidad de proponer las ideas es otra señal importante de inteligencia. No importa el contexto, pueden ser en cuestiones de trabajo o en situaciones diarias, pero al decirlas, las personas quedan sorprendidas, las aceptan y las ejecutan.

Ideas llevadas a la práctica

Las personas con alto coeficiente intelectual son más hábiles a la hora de resolver problemas de forma alternativa. ¿Cómo lo hacen? ahí aparece la inteligencia práctica que es la capacidad de poner en práctica esas ideas y convencer a otras personas de que son buenas, eso lo convierte en una persona resolutiva.

Una persona con inteligencia práctica sabe identificar los problemas con claridad, cuestiona la causa del problema, busca caminos alternativos y múltiples vías posibles para solucionar el problema, además, evalúa en profundidad para tomar una decisión asertiva y finalmente, es capaz de asignar responsabilidades para llevar a cabo una solución efectiva y viable.

Cinco características de inteligencia que demuestran que eres más inteligente de lo que crees. Imagen: Pexels

Finalmente, el buen humor también debe ser considerado. Poder reírse de los errores propios es un síntoma de inteligencia. De hecho, un estudio de la Universidad de Nuevo México, centrado en 400 voluntarios, demostró que aquellos que hacían el humor a menudo eran más inteligentes y con mayor seguridad y autoestima. (I)