Las historias de las series o películas tienen en su mayoría más realidad que ficción, que suele ser mezclada con algo de comedia, pero que al final llevan un mensaje entre líneas, como es el caso de la serie Amor moderno, que surge de una columna del diario The New York Times y fue estrenada en Amazon Prime Video.

En esta producción de ocho episodios abordan diferentes temáticas de la vida real, y exactamente en el tercero, ‘Acéptame como soy, quienquiera que sea’, tratan sobre el trastorno bipolar.

La actriz Anne Hathaway es la protagonista de este capítulo. Ella da vida a Lexi, una mujer que padece de esta condición, pero que decide sobrellevarla en su vida en los diferentes aspectos, sobre todo en el de pareja. Pero detrás del personaje de Lexi hay una mujer de verdad y se trata de la abogada Terry Cheney, quien a través de un ensayo contó su propia experiencia.

“Estoy a merced de mis propios cambios de humor espectaculares: ‘despierto’ durante días (encantadora, habladora, efusiva, divertida y productiva, pero nunca duermo, y en última instancia, es difícil estar cerca), luego ‘deprimida’ y esencialmente inmóvil durante semanas a la vez”, contó Cheney en un texto, según una cita de Vogue México.

Publicidad

La Organización Mundial de la Salud, en una publicación de noviembre del 2019, señala que este trastorno afectivo bipolar afecta a alrededor de 45 millones de personas en todo el mundo.

Cambios extremos

La psicóloga clínica Daniela Uría indica que la bipolaridad es un trastorno del estado del ánimo, así como lo son la depresión y la ansiedad, y que se caracteriza por cambios extremos en el ánimo de la persona, conocidos como manía o hipomanía y depresión.

La psicóloga y master coaching en empoderamiento personal Alexandra Ramos explica que este trastorno puede aparecer a cualquier edad y que generalmente se diagnostica en la adolescencia o poco después de los 20 años.

Tres categorías

Según Ramos, los síntomas pueden variar de una persona a otra y esto implica también el hecho de que pueda aparecer en otro momento de la vida y que puede cambiar con el paso del tiempo. Agrega que existen tres tipos de trastorno bipolar y podrían presentarse síntomas de diferente clase.

El trastorno bipolar de Kanye West ha quebrado su relación con la estrella Kim Kardashian

El primero, episodio maniaco, que se lo puede identificar por lo siguiente: sentirse muy optimista, muy eufórico, animado, pero exacerbadamente animado, nervioso, acelerado y sentir que los pensamientos van volando. También duerme menos, se siente inusualmente talentoso, empoderado, considera que es capaz de desarrollar acciones arriesgadas.

Segundo, episodio depresivo. En este caso, la persona tiene poca energía, duerme demasiado, come demasiado o muy poco, piensa de manera continua en la muerte o en quitarse la vida, se siente sola la persona o aislada de las demás, con una tristeza y desesperanza muy profunda, de que incluso no sirve para nada.

Publicidad

Y tercero, episodio mixto, en el que se incluyen síntomas maniacos o depresivos. “Es lo que se conoce como el episodio de bipolaridad maniaco depresivo”, sostiene.

Atención a las parejas

Uría indica que si una persona sufre un trastorno bipolar es indispensable que la pareja entienda cómo es la enfermedad y cómo prevenir que los episodios se desencadenen.

“Cuando se desconoce que la otra persona la tiene, la pareja puede sorprenderse por los bruscos cambios en su estado de ánimo. Puede también malinterpretar los episodios de manía y depresión como problemas en la relación, sin embargo son síntomas... Por ello, es importante que la pareja pueda brindar estabilidad y tranquilidad a la vida de la persona que padece bipolaridad, porque esto evitará que se desencadenen episodios”, explica la especialista.

La bipolaridad, una condición mental que requiere tolerancia

Recalca que es importante que la pareja se informe apropiadamente sobre la condición del trastorno. Además recuerda que “es importante que la pareja controle o se fije rigurosamente si el otro está tomando la medicación como el psiquiatra lo ha prescrito, y en el caso de que no, o que no esté funcionando el tratamiento, que la pareja acompañe a la visita psiquiátrica para comentar los síntomas de su pareja con el fin de que el psiquiatra tenga todos los datos necesarios para medicar”.

En tanto, la psicóloga clínica Katiuska Delgado expresa que si bien la pareja debe brindar apoyo, tampoco puede sobreprotegerla, ya que esto conllevaría a que el paciente pueda presentar problemas con su autonomía y autoestima. Y el cuadro quizás resulte peor. “Puede generar una dependencia afectiva que ocasionará daños a futuro. Deben llevar una vida normal, sin etiquetar a la persona porque puede ser perjudicial”, dice, y sugiere acudir a terapia de forma individual para verbalizar lo que genera malestar y así buscar soluciones a los conflictos.

¿A quién acudir?

De acuerdo con Ramos, los especialistas idóneos para tratar este padecimiento son el psicólogo clínico y el psiquiatra. El psicólogo será el primer filtro para que se determine que hay un caso de trastorno bipolar y a su vez lo derivaría adonde el psiquiatra, que es el único profesional de la salud autorizado para medicar.

La depresión y las enfermedades cardiacas, ¿por qué están vinculadas?

Mientras, Delgado explica que “acudir a un profesional nos ayudará a conocer los síntomas que suelen presentar las personas con bipolaridad, tienen comportamientos que no son voluntarios, por ese motivo no debemos juzgar ni criticar a la persona que padece dicho trastorno”.

Señala que pueden presentar episodios que hagan que se sientan desbordados y puedan manifestar conductas disruptivas, por lo que se recomienda durante el episodio que evite discutir o confrontar a la persona, así como conversaciones intensas. “No tome ningún comentario o acción de forma personal...”, dice. (I)