Tose. Estornuda. Tiene escalofríos, fiebre y dolor de cuerpo.

Hay otros achaques cuando nos sentimos enfermos de gripe o con resfrío, pero los anteriores son los más usuales. Las bajas temperaturas que llegan a mediados de año en la costa ecuatoriana favorecen la proliferación de ambas dolencias.

Y aunque algunos prefieran no darles tanto “asunto”, resulta que esos detalles molestos son señales importantes para detectar si lo que experimenta es una infección leve o estacional y así actuar debidamente.

Por ejemplo, debe considerar ¿Es una tos seca sibilante o un estornudo lleno de flema? ¿Comenzó a sentir fiebre rápidamente o en unos pocos días? La detección temprana de los síntomas puede ayudarlo a tomar las medidas adecuadas para recuperarse rápidamente y proteger a otros de enfermarse.

Publicidad

Entonces, ¿Cómo diferenciar entre la gripe y los síntomas del resfriado? Esto es lo que necesita conocer, sobre todo en tiempos donde la Covid-19 aún impera como pandemia.

¿Por qué nos duelen los músculos cuando contraemos la gripe o la covid-19?

La paciencia y el descanso son los dos mejores métodos para afrontar tanto el resfrío como la gripe. Foto: Shutterstock

“Tanto el resfriado como la gripe y la Covid-19 son afecciones respiratorias causadas por virus altamente contagiosos”, explica la farmacéutica María José Alonso, especialista en farmacia galénica e industrial.

En el caso de los resfriados y las gripes sus alcances por lo general son limitados (entre 7 y 10 días), salvo que aparezcan complicaciones. El virus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad del coronavirus, y cuya transmisión es más alta, puede provocar graves enfermedades en personas, con y sin patologías previas.

“Es comprensible, por tanto, la preocupación de quien presenta síntomas como tos, malestar, cansancio o molestias en la garganta, ya que estos son síntomas frecuentes y comunes al resfriado, la gripe y la Covid-19. Sin embargo, estas infecciones también tienen síntomas y características diferenciadoras”, dice Alonso.

Publicidad

OPS llama a vacunarse contra la influenza o gripe

Qué es el resfrío o resfriado común

El resfriado común es provocado por varios virus, en especial por el rhinovirus. Foto: Shutterstock

“Cada vez que nos resfriamos se debe a que hemos sido infectados a través de la boca o de la nariz por uno de los más de 200 virus respiratorios capaces producir esta enfermedad”, ilustra Isabel Cortegano, doctora en Ciencias Biológicas con la especialidad de Bioquímica y Biología Molecular. Entre esos virus están los rinovirus, los virus de la parainfluenza y los coronavirus estacionales, que no deben confundirse con el SARS-CoV-2, el virus que causa el Covid-19.

El resfrío es una infección incómoda, pero poco grave. Por lo general, los niños suelen ser los más afectados por el mayor contacto físico entre ellos y por su sistema inmunitario inmaduro.

Síntomas del resfriado

Las señales más comunes del resfriado son tos seca, dolor de garganta, fiebre leve, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares. Esto incluye debilidad corporal que, sumado a las señales anteriores, resulta en lo que llamamos muy a la ecuatoriana ‘el trancazo’. Otros signos son ojos irritados y llorosos (conjuntivitis) y congestión nasal con estornudos.

No hay ninguna cura para el resfriado común. “El tratamiento puede incluir analgésicos y medicamentos de venta libre, como los descongestionantes. En su mayoría, la gente se recupera de un resfriado común en tres a 10 días, aunque algunos resfriados puedan durar semanas”, asegura en un comunicado la clínica Mayo. Además, Para sentirse mejor, debe descansar mucho y beber abundantes líquidos.

Publicidad

¿Cuándo aplicarse la vacuna contra la influenza o gripe y la del COVID-19?

¿Y la gripe?

La gripe es causado por el virus de la influenza A y B. Foto: Shutterstock

La gripe es causada solo por los virus de la influenza A y B. Los síntomas son usualmente más intensos que los del resfrío y llegan de forma repentina, a diferencia del resfrío que suele ser gradual. “El periodo de incubación del resfriado es de unos 2-3 días... Concretamente, en la gripe el periodo de incubación es de 18-36 horas, transcurridas las cuales aparece fiebre, normalmente bastante alta, junto con dolor muscular y dolor de cabeza”, aclara Cortegano.

Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más probable en los niños que en los adultos. Además, no todos los contagiados desarrollan fiebre.

Muchos se recuperan de la enfermedad en pocos días, hasta menos de dos semanas y la mayoría no requiere atención médica ni medicamentos antivirales. La principal recomendación es permanecer en su casa y evitar el contacto con otros.

No obstante, algunos presentan complicaciones. Las infecciones sinusales y del oído son complicaciones moderadas; en tanto que la neumonía es la consecuencia más grave.

Publicidad

La influenza también puede empeorar otros problemas de salud crónicos. Por ejemplo, las personas con asma pueden sufrir ataques de asma mientras tienen influenza y las personas con enfermedades cardiacas crónicas pueden presentar un agravamiento de su condición desencadenado por la influenza. En esos casos se recetan medicamentos antivirales, que son sugeridos por el médico y no son de venta libre.

Foto: https://espanol.cdc.gov

Covid-19 y vs. la gripe (influenza)

La enfermedad del coronavirus y la gripe pueden tener síntomas similares y, en la misma medida, ser leves o graves, según los riesgos que presente cada paciente.

El grueso de personas que se contagió de Covid-19 lo confirmó cuando perdió temporalmente el gusto del gusto y el olfato. Ese es el indicio claro de esta enfermedad. Sin embargo, no ocurre en el 100% de los casos, por lo que la detección de una infección o de otra en este caso va más allá de solo mirar los síntomas.

De ahí la importancia de las pruebas de detección para saber si uno tiene covid. Esta enfermedad, que se mantiene como pandemia desde hace más de dos años, trajo consigo otro tipo de complicaciones más graves que la gripe en algunos individuos, como síndrome de dificultad respiratoria aguda; problemas cardíacos; coágulos de sangre, entre otros.

Una gran lección que nos dejó dos años de pandemia por la covid19 es la importancia de usar mascarillas para evitar todo tipo de contagios a las vías respiratorias. Foto: Shutterstock

Qué hacer para combatir un resfriado

La prevención contra el Covid-19 en los últimos meses nos dejó importantes lecciones sobre medidas higiénicas. Son las mismas medidas que ayudan a mantener a raya otro tipo de patógenos, justamente como los virus responsables del resfriado común y la gripe.

Lo que aprendimos del coronavirus es que podemos evitar en lo posible que los virus lleguen a nuestras vías respiratorias. Para eso debemos seguir aplicando el uso de la mascarilla, a distancia social, la ventilación de espacios y la higiene de manos.

Ahora, si el contagio es inevitable, la mejor manera de afrontarlo es con paciencia y responsabilidad, guardarse en casa para no contagiar a otros y descansar, porque la enfermedad cursa su pico más alto después de 2 o 3 días.

La doctora Isabel Cortegano aclara que en ningún momento se empleen antibióticos. “Los antibióticos solo funcionan frente a las infecciones bacterianas. El mal uso de estos medicamentos es uno de los problemas más graves a los que nos enfrentamos, por la aparición de bacterias superresistentes”. (I)