El cuerpo de un adulto está compuesto por el 60 % de agua. Este líquido es vital para el ser humano, y los expertos recomiendan beber ocho vasos de agua al día. Para algunas personas, menos de ocho vasos diarios puede ser suficiente. Pero otras pueden necesitar más.

¿Crees que es malo beber demasiada agua? Beber agua en exceso es tan negativo como no beber la suficiente.

La hiperhidratación puede producirse cuando la persona en cuestión bebe mucha más agua de la que el cuerpo requiere. Cuando bebes demasiada agua, los riñones no pueden deshacerse del exceso de líquido. El contenido de sodio en la sangre se diluye. Esto se conoce como hiponatremia y puede poner en riesgo la vida.

Publicidad

Murió una influencer que practicaba ayuno seco y no bebía agua desde hace seis meses

La hiponatremia se produce cuando la concentración de sodio en la sangre es anormalmente baja, este electrolito ayuda a regular la cantidad de agua que hay dentro y alrededor de las células. Cuando esto sucede, los niveles de agua del cuerpo aumentan y las células comienzan a hincharse. Esta hinchazón puede provocar muchos problemas de salud, desde problemas leves hasta problemas que ponen en riesgo la vida.

Si tiene hiponatremia moderada y crónica a causa de la alimentación, los diuréticos o el consumo excesivo de agua, es posible que el médico le recomiende la disminución del consumo de líquidos. En casos más fuertes se aconseja la administración de una solución intravenosa de sodio para aumentar lentamente los niveles de sodio en sangre.

No es necesario solamente consumir agua para estar hidratado. La ingesta de alimentos aporta una parte significativa. Por ejemplo, casi el 100 % del peso de muchas frutas y verduras, como la sandía y la espinaca, es agua. (I)