Si bien el 71 % de la superficie de la Tierra está cubierta de agua, aún queda una pregunta clave: ¿de dónde vino esta agua? Los científicos han propuesto una serie de teorías a lo largo de los años, que van desde el agua que llega en los asteroides hasta que la Tierra produjo este elemento.

Ahora, los científicos del Instituto de Tecnología de California han dado un gran paso para resolver el misterio. Los investigadores afirman que la Tierra se formó a partir de bloques de construcción secos y rocosos, lo que indica que su agua debe haber llegado tarde en la historia de la formación del planeta.

“Una importante adición de volátiles esenciales para la vida, incluida el agua, debió ocurrir durante el último 15 % (o menos) de la formación de la Tierra”, dijo el equipo. La Tierra se remonta a hace unos 4.500 millones de años, y los científicos todavía están tratando de comprender los procesos por los cuales se formó nuestro planeta.

Publicidad

Una de las formas más fáciles para que los investigadores exploren esta formación es examinar los magmas que fluyen en las profundidades del interior de la Tierra. Si bien no podemos aventurarnos fácilmente en las profundidades de nuestro planeta, los magmas que se encuentran en las profundidades de la Tierra finalmente llegan a la superficie en forma de lava.

“Los magmas pueden originarse en diferentes profundidades dentro de la Tierra, como el manto superior, que comienza a unos 15 kilómetros bajo la superficie y se extiende unos 680 kilómetros; o el manto inferior, que se extiende desde una profundidad de 680 kilómetros hasta el límite entre el núcleo y el manto a unos 2.900 kilómetros debajo de nuestros pies”, explicaron los investigadores en un comunicado.

“Al igual que probar diferentes capas de un pastel (glaseado, relleno, etc.), los científicos pueden estudiar magmas que se originan en diferentes profundidades para comprender los diferentes ‘sabores’ de las capas de la Tierra: los productos químicos que se encuentran dentro y sus proporciones entre sí”.

Publicidad

La Tierra no se formó instantáneamente, sino que se unió cuando los materiales se fusionaron con el tiempo. Esto significa que el manto inferior y el manto superior pueden proporcionar diferentes pistas sobre lo que sucedió durante la formación de la Tierra.

En el nuevo estudio, el equipo encontró una falta de volátiles, sustancias químicas que pueden evaporarse fácilmente, incluida el agua, en las profundidades del planeta.

Publicidad

Sin embargo, se encontró que el manto superior era abundante en sustancias volátiles. Esto sugiere que la Tierra se formó a partir de materiales rocosos, secos y calientes, y que el agua llegó a nuestro planeta más tarde, según el equipo. Los investigadores esperan que los hallazgos ayuden a desentrañar el misterio de cómo se formó la Tierra, así como los otros planetas rocosos de nuestro sistema solar.

“La exploración espacial de los planetas exteriores es realmente importante porque un mundo acuático es probablemente el mejor lugar para buscar vida extraterrestre”, dijo el Dr. Francois Tissot, quien dirigió el estudio. Pero el sistema solar interior no debe olvidarse. No ha habido una misión que haya tocado la superficie de Venus durante casi 40 años, y nunca ha habido una misión a la superficie de Mercurio.

“Necesitamos poder estudiar esos mundos para comprender mejor cómo se formaron los planetas terrestres como la Tierra”. (I)