La famosa crisis femenina tras la llegada a los 40 años trae consigo una serie de cambios en el organismo, cambios que se desencadenan con alteraciones hormonales y que traen transformaciones físicas y psicológicas importantes. La escritora Pamela Druckerman detalla en un artículo para The New York Times que la llegada a los 40 es la transición de “señorita” a “señora”.

De acuerdo con un artículo del Hospital Ruber Internacional, la responsable de las variaciones en el organismo de la mujer al llegar a los 40 es la pérdida de folículos, que se acelera a partir de los 37-38 años. Los folículos son estructuras de la corteza ovárica en las que se encuentran los ovocitos.

Con los 40 llega la perimenopausia, que es básicamente el comienzo de una disminución gradual de estrógeno en el cuerpo. La premenopausia es la etapa previa a la menopausia y tiene una duración de entre dos y siete años. Durante este tiempo, aproximadamente el 70 % de las mujeres ve afectado su cuerpo y su mente debido al cambio de niveles de estrógeno.

Se pueden presentar varios síntomas, como periodos menstruales irregulares, dificultad para dormir, pérdida de orina, resequedad vaginal, dolor corporal y cambios de humor.

Publicidad

En esta etapa, la regulación femenina es crucial: buscar el equilibrio entre la conexión del cerebro y la esfera ginecológica. Además, es importante conocer los cambios que se van a producir durante este ciclo y cómo sobrellevarlos.

Las doctoras Estefanía Bustamante y Oriana Salazar, de Kirei Center y Medestethique, han planteado algunos consejos para vivir plenamente esta etapa de la vida en torno a la regulación femenina íntima y hormonal.

Regulación hormonal: Con una terapia biorreguladora, el chip de testosterona bioidéntica e incluso la radiofrecuencia de rejuvenecimiento íntimo se puede brindar la oportunidad de hacer mucho mas óptima esta etapa y que no tenga que afectar la calidad de vida de la persona. Esto se puede trabajar a través de:

- Sueroterapia de regulación hormonal.

Publicidad

- Chip de testosterona bioidéntica de origen botánico.

- Radiofrecuencia de rejuvenecimiento íntimo.

Lograr un equilibrio de forma integral: Para poder realmente conseguir ese bienestar integral, la Dra. Oriana Salazar menciona que entre los principales hábitos para obtener una vida saludable están:

- Buena alimentación e hidratación.

Publicidad

- Consumir los suplementos necesarios, no solo para tratar alguna enfermedad, sino también de forma preventiva.

- Realizar actividad física.

- Tener un sueño reparador.

- Gozar de buenas relaciones interpersonales.

Publicidad

Medicina biorreguladora: Esta es una rama de la medicina que permite buscar la autorregulación de la célula, es decir, logra que todos los procesos fisiológicos se desarrollen de manera óptima. Por esta razón, es una excelente opción para poder regular el eje hormonal femenino, permitiendo así que los síntomas que pueda estar presentando la mujer, producto de la disregulación hormonal, puedan disminuir e incluso desaparecer.

Uso de antioxidantes: Independientemente de la edad es recomendable el uso de antioxidantes, como glutatión, ácido alfalipoico y vitamina C, los cuales van a promover la eliminación de radicales libres (moléculas que promueven el envejecimiento). (I)