La Agencia Europea del Medicamento (EMA) está analizando posibles tratamientos y vacunas disponibles contra la viruela del mono, tras la detección de decenas de casos en varios países. Hay datos que muestran que las vacunas contra la viruela “pueden prevenir” esta viruela del mono en humanos.

Según explicó a Efe una fuente del organismo científico, la EMA “está lista” para asesorar a la Unión Europea (UE) para abordar “este problema emergente” y un grupo de trabajo de emergencia está “examinando posibles tratamientos y vacunas disponibles”, y “considerará y asesorará sobre la necesidad de investigación clínica adicional” de la viruela del mono.

Publicidad

“La EMA ha evaluado previamente dos fármacos con potencial para ser utilizados contra la viruela del mono, que actualmente están autorizados en la UE”, señaló la fuente.

Uno es el antiviral Tecovirimat SIGA, que tiene un modo de acción sobre la extensión de la partícula viral en el organismo que lo limita e impide, por lo que ralentiza la propagación de la infección, y está autorizado para tratar la viruela, la viruela del mono y la viruela bovina.

Publicidad

Se utiliza en adultos y niños que pesan al menos 13 kilos, está disponible en forma de cápsulas para tomar por vía oral, y la dosis depende del peso corporal, aunque el tratamiento debe iniciarse lo antes posible después del diagnóstico.

Sus efectos secundarios más comunes son el dolor de cabeza y las náuseas.

El otro preparado al que se refiere la EMA es Imvanex, vacuna autorizada para proteger contra la viruela en adultos, para la cual existen datos en la prevención de la viruela del mono en animales.

“Se han recopilado datos en el pasado que muestran que las vacunas contra la viruela pueden prevenir la viruela del mono en humanos”, agrega la fuente.

Publicidad

Esta inyección se administra en dos dosis, con al menos 28 días de diferencia.

Sin embargo, la EMA se limita a subrayar que ACAM2000, otra vacuna con licencia en Estados Unidos contra la viruela del mono, “no está actualmente autorizada en la UE”, pero no confirma si tiene intención de revisar datos relativos a esta inyección, que se administra como un preparado que se inocula pinchando la superficie de la piel.

Su administración causa una lesión en el lugar de la inyección y el virus inoculado puede propagarse tanto a otras partes del cuerpo como a otras personas, por lo que se requiere la toma de precauciones para evitar el contagio.

En tanto que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) aprobó un nuevo medicamento para el tratamiento de este tipo de viruela del simio.

SIGA Technologies, con sede en la ciudad de Nueva York, anunció este viernes que había recibido luz verde regulatoria para una formulación IV de TPOXX, un medicamento contra la viruela que ya estaba disponible en forma oral, detalla el Daily Mail.

La compañía señala que en Europa, el medicamento está aprobado oficialmente como tratamiento contra la viruela del mono, al igual que muchos medicamentos contra la viruela debido a la similitud de los virus.

No hay tratamiento específico para la viruela del mono, que se transmite por contacto con una persona infectada o con sus fluidos corporales y se cura sola.

Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga.

Puede aparecer una erupción, a menudo en la cara, y extenderse a otras partes del cuerpo, incluidos los genitales, antes de pasar por varias etapas, formando costras y cayendo. (I)