Son dos conceptos distintos y a la vez con múltiples puntos en común. Dos ideas que se suelen malinterpretar y confundir demasiado a menudo. Ambos están relacionados con causas psicológicas y psicofisiológicas que dan pie a cada una de ellas.

Los signos y síntomas que producen la depresión y la tristeza pueden ser complicados de diferenciar. Existen ciertos signos y señales de distinta índole que permiten identificar si la persona esta pasando por estado de depresión o tristeza.

Depresión: trastorno psicológico

De acuerdo con la Clínica Universidad de Navarra, la depresión es un trastorno mental caracterizado fundamentalmente por un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza, asociados a alteraciones del comportamiento, del grado de actividad y del pensamiento. La persona afectada manifiesta ciertos síntomas: tristeza, apatía, angustia, sentimientos de desesperanza… Es decir, la tristeza es solo una de las facetas de la depresión.

Publicidad

La tristeza es un estado mental relativamente pasajero

El sentimiento de tristeza es un estado psicológico relativamente habitual. La tristeza es una más de las emociones humanas.

Pruebas de neuroimagen

Las personas con depresión tienen un nivel de activación en varias zonas del cerebro claramente inferior a las personas sanas. A través de distintas técnicas de neuroimagen se puede observar que el cerebro depresivo se diferencia claramente del cerebro sano.

Publicidad

La abulia

De acuerdo al sitio especializado Psicología y Mente, la persona con abulia presenta un bajo nivel de energía vital y un interés prácticamente inexistente en estímulos o actividades que antes le hubieran motivado. Se puede considerar una forma extrema de apatía. Es un factor ligado a la depresión.

La tristeza se puede convertir en depresión

En algunas ocasiones, la tristeza prolongada en el tiempo puede conducir a un caso de depresión.

Publicidad

La depresión requiere de terapia

La depresión es un trastorno serio que debe ser tratado por un profesional, porque afecta muy significativamente a la calidad de ida de la persona. (I)