Las infusiones tienen diversas propiedades de alivio para algunas dolencias del cuerpo humano. La combinación entre jengibre y aloe vera no es la excepción.

A nivel individual los diversos alimentos tienen propiedades por sí solo aunque al combinarlos estos pueden perder o aumentar sus efectos.

El portal Soy Carmín señala que esta combinación tiene propiedades a nivel cardiovascular y gastrointestinal ya que por sí, el aloe vera tiene la capacidad de desinflamación mientras que el jengibre evita el crecimiento de bacterias que pueden propiciar la gastritis.

De igual manera pueden llegar a disminuir dolencias como dolor muscular, de cabeza, cólicos, entre otros.

El portal Mejor con Salud indica que también puede ayudar a regular el tránsito intestinal y complementar la hidratación diaria ya que aceleraría el metabolismo para la eliminación de grasa.

Debe tener en cuenta que no se debe exagerar en sus concentraciones ya que tiene contraindicaciones, especialmente el jengibre, algunos de ellos son que no debe ser tomado por personas con hipertensión, embarazadas, mientras que el aloe vera no se recomienda en menores de 12 años, personas con diabetes o si está siguiendo un tratamiento contra el estreñimiento. (I)