Las variantes de ómicron BA.4 y BA.5 han comenzado a desplazar otras en relación a su presencia en los casos que se diagnostican. La pandemia de COVID-19 continúa y esto ha sido reiterado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha llamado a continuar con las medidas de bioseguridad.

El organismo mantiene como variante de preocupación a la variante ómicron así como todas También incluye formas recombinantes circulantes BA.1/BA.2 como XE. La OMS enfatiza que estos linajes descendientes deben ser monitoreados como linajes distintos por las autoridades de salud pública y se deben realizar evaluaciones comparativas de las características de sus virus.

Las complicaciones por COVID-19 podrían estar vinculadas con el género: las mujeres son más propensas a sufrir efectos prolongado

“La OMS enfatiza que estos linajes descendientes deben ser monitoreados como linajes distintos por las autoridades de salud pública y se deben realizar evaluaciones comparativas de las características de sus virus”, se añadió.

¿Qué son las variantes BA.4 y BA.5, en qué se diferencia con ómicron original?

De acuerdo con el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), las variantes BA.4 y BA.5 fueron detectadas por primera vez en Sudáfrica entre enero y febrero del 2022, sin embargo, hay reportes de que la primera fue hallada meses anteriores.

Publicidad

“Ambos linajes contienen las sustituciones de aminoácidos L452R, F486V y R493Q en el dominio de unión al receptor de pico en comparación con BA.2. Los estudios preliminares sugieren un cambio significativo en las propiedades antigénicas de BA.4 y BA.5 en comparación con BA.1 y BA.2, especialmente en comparación con BA.1″, se explicó.

Una de características que se observa en ambas variantes es la capacidad de evadir la protección inmunitaria tanto por infección natural como vacunación previa si es que ha disminuido con el tiempo.

Estudio indica que la vacunación contra el COVID-19 evitó 19,8 millones de muertes en primer año

“Actualmente no hay indicios de ningún cambio en la gravedad de BA.4/BA.5 en comparación con los linajes anteriores de ómicron”, se añadió.

De acuerdo a una publicación de la revista Nature, se sugiere que los anticuerpos por la vacunación son menos efectivos para bloquear estas variantes. “La infección con BA.1 induce una respuesta de anticuerpos neutralizantes, pero parece ser un poco más limitada de lo que cabría esperar”, se añadió citando a Ravindra Gupta, virólogo de la Universidad de Cambridge, Reino Unido.

Aún se analizan los síntomas de las mutaciones aunque se añadió que son similares a otras variantes y están: fiebre, dolor de cabeza, tos, dolor muscular, congestión nasal. (I)