La prediabetes es una afección que se detecta al identificar un nivel alto de glucosa en la sangre sin que esta llegue a los indicadores de diabetes tipo 2 aunque puede servir como un signo de alarma para evitar llegar a esta.

En varios de los casos esta se da por una predisposición hereditaria y en otros por un estilo de vida inadecuado a nivel de alimentación por lo que puede presentarse en algunos niños.

El próximo 13 de noviembre se recuerda el Día Nacional de la Lucha contra la Prediabetes y Diabetes ante lo cual varios profesionales han reiterado la importancia de tomar acción ante los primeros signos de alarmas. Se debe recordar que la diabetes puede lesionar tejidos y órganos a su vez se la asocia con riesgo mayor de enfermedades cardiacas.

Síntomas tempranos de la prediabetes, ¿cómo saber si la padeces?

Cuando se tiene prediabetes, las células del cuerpo no responden a la insulina de manera normal, se indica en el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

En algunos casos los síntomas son silenciosos, es decir, la persona no sabe que tiene alto el nivel de glucosa. Sin embargo, debe prestar si presenta un aumento de la sed (que no esté asociado a factores climáticos), micción frecuente, exceso de hambre y aumento de peso, además de fatiga extrema.

“Al padecer de prediabetes, la fatiga extrema está relacionada con el hecho de que el cuerpo usa el azúcar en la sangre como combustible; sin embargo, la afección provoca una resistencia a la insulina, impidiendo a las células recibir la glucosa y convertirla en energía, al no poder procesarla, desencadena un cansancio excesivo, incluso sin hacer actividad física”, explicó el doctor Gregory Celis, director médico de Laboratorios Bagó.

Para poder controlar esta afección y evitar que se transforme en diabetes señala que se debe visitar un profesional que acompañe la evolución, aunque puede empezar a tomar acciones como:

  • Consumir alimentos saludables
  • Hacer al menos 30 minutos de actividad física
  • Reducir exceso de peso
  • Evitar fumar

Es importante también mantener controles tanto de glucosa como de colesterol. (I)