La aplicación COVID ZOE Symptom Study es, hasta el momento, el mayor monitoreo comunitario del mundo sobre el COVID-19. El dolor de cabeza, garganta y secreción nasal son ahora los síntomas de COVID-19 más reportados, de acuerdo a un relevamiento destacado por científicos británicos.

Los investigadores del King’s College de Londres que dirigen el proyecto de vigilancia denominado COVID ZOE Symptom Study alertaron de que “la enfermedad pandémica está ahora actuando de manera diferente”.

Para este grupo de científicos, la variante que nació en India y clasificada por la OMS como Delta podría estar detrás del cambio en el cuadro clínico.

El equipo investigador del King’s College ha estado rastreando los síntomas del virus a través de una aplicación para celulares llamada ZOE, que lanzó en marzo pasado.

Publicidad

La aplicación determinó que la tos era el síntoma más común al comienzo de la pandemia, y el 46% de los pacientes la padecían. Sin embargo, esto ha cambiado y la tos ha sido superada por el dolor de cabeza (66%), dolor de garganta (53%), secreción nasal (49%) y fiebre (42%).

De acuerdo al equipo investigador, el síntoma más reportado es el dolor de cabeza seguido de dolor de garganta, secreción nasal y fiebre. “Todos esos no son los viejos síntomas clásicos, el número cinco es la tos, por lo que es más raro, y ya no vemos la pérdida del olfato entre en el top 10”, alertaron.

Síntomas de coronavirus

Los síntomas más habituales son los siguientes:

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Cansancio

Otros síntomas menos comunes son los siguientes:

  • Molestias y dolores
  • Dolor de garganta
  • Diarrea
  • Conjuntivitis
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del sentido del olfato o del gusto
  • Erupciones cutáneas o pérdida del color en los dedos de las manos o de los pies

Los síntomas graves son los siguientes:

  • Dificultad para respirar o sensación de falta de aire
  • Dolor o presión en el pecho
  • Incapacidad para hablar o moverse

En promedio, las personas que se contagian empiezan a presentar síntomas en un plazo de 5 a 6 días desde que se infectan, pero pueden tardar hasta 14 días

Tim Spector, epidemiólogo e investigador principal del estudio ZOE, recomendó: “Las personas con síntomas de resfriado deberían hacerse la prueba diagnóstica para frenar cualquier posible propagación del COVID”.

Pruebas para conocer si hay contagio

La primera es la prueba de PCR con hisopado en la nariz. Pasados los cinco días la PCR comienza a detectar a los portadores del virus, y puede mostrarse positiva entre cuatro y cinco semanas.

Además están los test de antígenos, que han tomado fuerza en los últimos meses y que son una prueba importante en pacientes con síntomas, que idealmente debe aplicarse a quienes los padezcan por menos de cinco días. Si se aplica el test a personas asintomáticas, la baja sensibilidad de la prueba puede provocar resultados falsos negativos. (I)