Todos en algún momento olvidamos cosas por diversas razones y es común que con el envejecimiento haya cierta disminución de problemas de memoria, no obstante, hay una diferencia entre el proceso normal y la aparición de alguna enfermedad, se señala en una publicación de la Mayo Clinic.

Según el portal web especializado CogniFit, los factores por los que jóvenes y ancianos pierden la memoria son diversos y muchos de ellos no se deben a un mal funcionamiento de la memoria, sino a interferencias de otras capacidades cognitivas (como la atención) o de ciertas sustancias (como medicamentos).

Entre las causas por las que puede darse la pérdida de la memoria, CogniFit menciona las siguientes:

- Pérdida de memoria por causas de salud: se puede deber a los efectos secundarios de algunos medicamentos, así como por una mala alimentación carente de vitaminas B6, B9 y B12.

Publicidad

El abuso de alcohol, los problemas de tiroides, riñones o hígado, la falta de oxígeno en el cerebro (como en los ictus), los trastornos craneoencefálicos (golpes en la cabeza), tratamientos para el cáncer (quimioterapia o radioterapia), tumores o infecciones cerebrales, problemas emocionales (como la depresión) y la ansiedad (como en el trastorno de estrés postraumático) también pueden estar relacionados con el problema, según el artículo.

Cosas que puedes hacer antes de ir a dormir para relajar la mente y el cuerpo

- Pérdida de memoria por estrés, ansiedad u otros problemas emocionales: Los olvidos pueden estar relacionados con el estrés, la ansiedad y algunas consecuencias derivadas de emociones como la ira. La publicación menciona que esto se da debido a que centramos nuestra atención en estímulos amenazantes, y quitamos importancia a lo que nos rodea.

- Pérdida de memoria por la edad y el envejecimiento normal: La población más susceptible a este tipo de problemas, ya que con la edad, la capacidad de aprendizaje y la calidad de la memoria puede deteriorarse aun sin la presencia de ninguna patología.

- Pérdida de memoria derivada de problemas emocionales en personas mayores: Los ancianos deprimidos pueden aumentar sus olvidos y confundir sus síntomas con alzhéimer u otro problema de memoria. Muchas personas mayores en muchos casos se sienten solas, lo que les genera problemas emocionales, señala CogniFit.

- Pérdida de memoria por deterioro cognitivo leve: El deterioro cognitivo leve se trata de un trastorno relacionado con la pérdida de memoria, pero no impide a la persona que lo sufre realizar sus actividades diarias. Hay estudios que señalan que el deterioro cognitivo leve puede ser indicador temprano de la demencia tipo alzhéimer, aunque no todos los casos derivan en alzhéimer.

Cuatro alimentos para mejorar tu memoria

- Pérdida de memoria debido a demencia: Se trata de la aparición, generalmente crónica, de problemas cognitivos, tales como problemas de la memoria, del habla, del comportamiento, etc. En el artículo se detalla que existen diferentes tipos de demencia, pero la demencia más común es la enfermedad de Alzheimer.

Publicidad

- Pérdida de memoria causada por la enfermedad de Alzheimer: En esta enfermedad, unas proteínas llamadas “beta-amiloide” se acumulan en las neuronas formando placas seniles, hasta que terminan por inutilizar a dichas neuronas. Esto deriva en un deterioro progresivo y grave de la memoria, se afirma en la publicación.

¿Cuáles son los síntomas de la pérdida de la memoria?

CogniFit señala algunos síntomas de pérdida de memoria:

  • Perder objetos personales frecuentemente.
  • Tener dificultades para encontrar las palabras adecuadas.
  • Hacer las mismas preguntas en una conversación o contar varias veces la misma historia.
  • No recordar si hemos hecho algo, como por ejemplo, tomar un medicamento.
  • Desorientarse o perderse en lugares conocidos.
  • Confundirse de año o de día de la semana.
  • Tener dificultades para recordar citas o eventos.
  • Problemas para seguir instrucciones o tomar decisiones.

La estimulación cognitiva ayuda a mejorar memoria en adultos mayores

La Mayo Clinic menciona además otros síntomas:

  • Tener cambios en el estado de ánimo o en el comportamiento sin razón aparente.
  • Mezclar palabras: decir “cama” en lugar de “mesa”, por ejemplo.
  • Demorarse más en realizar tareas conocidas, como seguir una receta.
  • Colocar objetos en lugares inapropiados, como por ejemplo, poner una billetera en el cajón de la cocina.

En caso de tener dudas sobre la pérdida de memoria, lo recomendable será buscar a un profesional de la salud que realizará una evaluación adecuada del caso. (I)