Dicen que el desayuno es el alimento más importante del día y no se equivocan. Esta comida contribuye con las energías necesarias para afrontar las primeras horas del día que suelen ser las más activas.

Además tienen una función de regular varios procesos internos como la regulación del colesterol.

El colesterol es una sustancia similar a la grasa que es fundamental en el ser humano cuya función es la de formar membranas de las células así como sirve de materia prima para la formación de hormonas, así como la absorción de calcio y ácidos biliares.

Varios portales brindan distintas recomendaciones para que el desayuno cumpla esta función, estas son algunas:

Publicidad

Avena o yogur con frutos rojos

Los arándanos actúan como antioxidante y le permitirán reducir el colesterol malo, estos pueden ser acompañados con yogur o avena.

Frutas frescos

Puede acompañar pedazos de piña, pera, melocotones, fresas, kiwi y sandía en su desayuno, estos eliminarán este elemento en las heces y orina. En otro envase colocar avena y tostadas.

Tostadas de aguacate

Este alimento cuenta con un alto contenido de ácidos grasos que reducen el colesterol y lo normaliza en la sangre; sustituye otras grasas saturadas como la mantequilla.

Publicidad

Tostadas de sardinas

Combinadas con aceite de oliva son fuentes de omega 3.

Té verde

En reemplazo del café, frenará la absorción del colesterol y a su vez acelera el proceso de ‘quema’ de grasa. (I)