El consumo frecuente de alimentos ricos en grasas, azúcares y agentes químicos puede estar relacionado con la disminución de la función y la actividad cerebral, que también afecta a la memoria y provoca problemas de conducta o desarrollo cognitivo.

Por ello incluir en la dieta alimentos ricos en nutrientes y vitaminas es de gran importancia. El investigador Universidad de California en Los Ángeles Fernando Gómez-Pinilla indica en una publicación del portal web Bienestar 180 que que “los alimentos son como un compuesto farmacológico que afecta al cerebro y su actividad, de manera particular la memoria”.

La pérdida de la memoria no es algo que debamos tomar a la ligera, por lo que debemos estar atentos a cómo podemos evitar esta problemática con estrategias como, por ejemplo, tener una mejor alimentación.

Hacer ejercicio beneficia a la memoria, aunque el esfuerzo sea leve

A continuación, cinco alimentos que pueden afectar a tu cerebro y tu memoria:

Publicidad

1. El azúcar

Las personas con exceso de azúcar en la sangre son más propensas a tener problemas de memoria, según estudio del Hospital Universitario Charité de Berlín, publicado en la revista Neurology.

2. Comida rápida o chatarra

Este tipo de alimentos son ricos en calorías y grasas trans y saturadas, las cuales causan un efecto negativo en la sinapsis del cerebro y las moléculas cerebrales que están relacionadas con el aprendizaje y la memoria, según datos recogidos por científicos de la Universidad de California.

¿Cómo detectar si se está perdiendo la memoria? ¿Cuáles son los síntomas?

3. Carne roja

Se ha evidenciado que quienes muestran una peor función cognitiva general y memoria, son quienes consumen más cantidades de grasas saturadas (como las que están presentes en la carne roja), esto en comparación con con aquellas personas que optaban por los productos con grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva, se indica en una investigación del Hospital de Brigham y Mujeres de Boston (BWH).

4. Carbohidratos simples

Una comida de carbohidratos de absorción rápida, como son las harinas, los lácteos altos en grasas y los azúcares refinados, detonan problemas de memoria, de manera particular en personas con diabetes tipo 2, además de reducir el rendimiento cognitivo, según un estudio de la Universidad de Toronto, en Canadá.

Síntomas de la pérdida de memoria de corto plazo a los que debes mantenerte alerta

5. Fructosa

Especialistas de la Universidad de California explican que una dieta con altas dosis de fructosa, en particular de alimentos procesados y adicionados con jarabe de maíz (refrescos, fruta enlatada, jugos azucarado, etc…) causa que el cerebro vaya más despacio dificultando la memoria y el aprendizaje. (I)