Moringa es un árbol que se utiliza sobre todo par cuidar la piel. Sirve para humectar y limpiar, incluso el cabello. Existe algunas presentaciones y se utilizan todas sus partes, incluso en la cocina, por eso es llamado Árbol de la vida.

En la preparación de alimentos se utiliza como reemplazo del aceite. Incluso, según Mejor con salud, ha llegado al mercado de los biocombustibles.

El aceite de moringa ayuda a mejorar los niveles de colesterol y, según algunos estudios, contiene beta-sitosterol, un tipo de aceite vegetal que tiene antidiabéticos y antioxidantes.

Tés y hierbas que funcionan como antiinflamatorios naturales

Con el aceite de moringa puede hidratar la piel, sobre todo si está seca. Es muy usado para limpieza facial. Ayuda también a sanar quemaduras, raspaduras y cortes.

Este producto también es usado para combatir el acné y tratar las arrugas porque tiene propiedades antiinflamatorias. (I)