Un banco de leche materna permite mantener la leche extraída en frío, sobre todo cuando la madre logra producir más de lo que su bebé puede consumir, ya que de esta manera se aprovecha al máximo la producción; así puede proporcionarle al bebé el mejor alimento posible, en especial para las mujeres que deben regresar a sus actividades laborales. En este contexto, un banco de leche puede ser de mucha utilidad.

¿Cómo se hace un banco de leche en casa?

En primer lugar, hay que considerar que la leche materna, a temperatura ambiente, dura entre 2 y 4 horas. En refrigeración dura entre 24 y 48 horas y en congelación (-20 grados centígrados) dura hasta 6 meses, y debe almacenarse alejada de otros alimentos.

La Dra. Claudia del Rocío Salazar Caicedo, médico pediatra neonatóloga, explica que el banco de leche debe realizarse almacenando la leche en recipientes limpios y adecuados para el efecto (bolsas para almacenamiento de leche materna, envases de plástico estériles o esterilizados) y previamente lavarse muy bien las manos.

La lactancia materna prolongada protege contra la obesidad en la edad adulta, indica estudio

No se debe llenar por completo los recipientes, sino solo hasta una tercera parte, luego de esto se debe rotular con fecha y hora de extracción para así poder usarla de manera ordenada, desde la más antigua hasta la más reciente

Dra. Claudia del Rocío Salazar Caicedo, médico pediatra neonatóloga.

Una vez tibia no se puede volver a guardar o calentar, la leche debe ser desechada.

Publicidad

La leche materna, a temperatura ambiente, dura entre 2 y 4 horas. En refrigeración dura entre 24 y 48 horas y en congelación (-20 grados centígrados) dura hasta 6 meses. Foto: Cortesía.

¿Qué no se debe hacer?

La Lcda. Erika Gregor, especialista en lactancia materna con amplia experiencia en casas de salud públicas y privadas, precisa que lo más importante es garantizar la inocuidad de la leche para mantener así su calidad.

A la lactancia materna se la promueve como alimento para disminuir la desnutrición infantil en recién nacidos

Dejar de amamantar al bebé por muchas horas o de extraerse en el tiempo prudente puede causar taponamientos en los conductos mamarios o una infección. Jamás se debe hervir o calentar la leche, solo se tibia, porque se pierden los nutrientes y la sustancia de defensas para el bebé, además no es seguro calentar la leche materna en el microondas debido al riesgo de que su bebé se queme con la leche caliente.

Lcda. Erika Gregor, especialista en lactancia materna.

¿Cuándo no se debe hacer un banco de leche materna?

No se debe hacer un banco de leche materna cuando:

  • No existan las condiciones adecuadas para mantener la leche almacenada de forma segura.
  • Cuando la madre sea portadora de enfermedades como VIH, citomegalovirus, o esté recibiendo medicamentos inmunosupresores como tratamientos de cáncer, por ejemplo.
  • Cuando la madre es consumidora de sustancias ilícitas, o consumidora frecuente de alcohol.
Las madres deben entregarse a la experiencia de amamantar, un banco de leche debe ser una segunda opción. Foto: YURI_ARCURS/ ISTOCK

Recomendaciones

La Dra. Salazar sugiere: “Las madres deben entregarse a la experiencia de amamantar, que no es fácil, pero cada esfuerzo que se haga para mantener este vínculo maravilloso con el bebé vale la pena 100 %. Evitar el estrés o frustración porque estos sentimientos no ayudan a la producción láctea. Y, por último, deben consumir mucha agua, al menos 3 litros diarios”.

Lactancia materna, la estrella irremplazable. Estos son los alimentos y consejos que necesita para una buena producción de leche

“Aprovechar para dormir todo lo que puedas en el día, esto ayuda a producir leche materna. Nunca es tarde para prepararse y hay que hacerlo para poder manejarlo bien, pues la recolección de leche es una parte en esto y del cuidado de su bebé. También, debe hidratarse bien y cuidar la dieta”, finaliza la Lcda. Erika Gregor.