Acabo de retirarme de mi trabajo de muchos años, y ahora no sé bien cuál es el siguiente paso. No me siento a gusto en casa, salgo mucho, aunque sea solo. Mi familia no ve bien que una persona de mi edad (adulto mayor) salga tanto. Me desespera estar encerrado entre cuatro paredes, no me acostumbro, no puedo. Para mí es mejor estar fuera que estar en la cama dando vueltas o pensando en cosas que me deprimen. ¿Debería tomar algún medicamento para dormir mejor? ¿Cómo hacer entender a mi familia que no puedo pasar todos los días en casa sin pelearme con ellos?

Antonio,

Riobamba

Estimado Antonio, respecto a su consulta lo primero que le recomiendo es visualizar que retirarse de un trabajo de muchos años es el cierre de una etapa e inicio de otra nueva etapa, cerrar un ciclo, y al estar mentalizado en esto también lo transmite a su familia.

Publicidad

Cerrar etapas, concluir ciclos conlleva acostumbrarse a nuevas formas de vida, horarios, rutinas y sobre todo buscar seguir en el camino de alcanzar nuevos sueños, ni usted será el mismo, ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático.

Es salud mental, amor por usted mismo, desprender lo que ya no está en su vida e iniciar nuevos retos. Por ejemplo, proponerse nuevas rutinas como ejercicios diarios, analizar qué pasatiempos siempre quiso hacer y por el trabajo no tuvo tiempo, qué tenía inconcluso por hacer, adónde quería ir; hacer una hoja de ruta donde va a ir trazando el nuevo modelo de vida a seguir y de cada sueño, cada afición nueva, pensar en los pasos a seguir para alcanzarlos. Será con el día a día que vaya adaptándose a una nueva etapa de vida con mucho entusiasmo por cumplir todo lo que se proponga.

Respecto a que si debería tomar un medicamento para dormir mejor, recuerde que nuestro cerebro es una máquina perfecta que desarrolla funciones en nuestro organismo, y producto de la ansiedad, tensión y emociones negativas, va alterar su ciclo del sueño.

Si hace los cambios recomendados y cada día genera emociones positivas, practica la gratitud, serenidad y satisfacción, estas emociones hacen sentirnos felices y bien con respecto a lo que hemos vivido. Alegría y amor, la confianza, la seguridad y la esperanza nos permiten ver el futuro de forma positiva y conlleva el buen humor que lo ayudará a sentirse bien tanto a usted como a los que están a su alrededor.

Publicidad

María Luisa Tapia Rivadeneira, psicóloga clínica.

Telf.: 099-224-4480.