Después de más de tres décadas, un estudio desarrollado por investigadores del Instituto Nacional de Biodiversidad del Ecuador (Inabio), de la Red Ecuatoriana de Ictiología (REI) y del Instituto Biósfera de la Universidad San Francisco de Quito, redescubrieron a la especie de sardina Hemigrammus unilineatus, encontrada en el Parque Nacional Yasuní (PNY), al este de Ecuador.

En el país esta especie fue reportada por primera vez en 1981 en una laguna de aguas negras del PNY. Posteriormente, a partir de 1991, ningún estudio ha reportado explícitamente la presencia de esta especie en Ecuador, esto se debe a que la especie es rara de encontrar durante los muestreos o que la especie exhibe un patrón de distribución específico que hace que sea raro atraparlo o que la especificidad de su hábitat se ignora y su rareza es producto de los métodos de muestreo, los cuales pueden subestimar la riqueza de las especies.

Se confirmó la presencia de Hemigrammus unilineatus en la Amazonía ecuatoriana, en la misma región donde fue encontrada por primera vez. La investigación presenta la descripción taxonómica detallada, fotografías y mapa de distribución de esta especie, caracterizada por presentar cinco dientes tricúspides en la premaxila interna; escamas que cubren la base de aleta caudal; línea lateral incompleta; y dos manchas humerales, la primera conspicua y alargada verticalmente y la segunda dorsalmente pronunciada; y una aleta anal con una banda negra oblicua.

Los autores del estudio afirman que a lo largo de la historia se han realizado importantes esfuerzos para agregar nuevas especies a los inventarios de peces de agua dulce de Ecuador y concluyen su investigación destacando que aún existen vacíos en el conocimiento de esta especie, de allí la importancia de continuar con el estudio de la evolución y ecología de esta especie.

La investigación se publicó en la revista Check List, the journal of biodiversity. (I)