El mecanismo para definir el sistema que permitirá obtener los recursos para la protección de la recién creada Reserva Marina Hermandad, en Galápagos, todavía sigue en análisis, indica Simón Cueva, ministro de Finanzas. Además, afirma que si bien la figura de canje de deuda por conservación es una opción, hay otros mecanismos que se están conversando.

“Estamos evaluando una serie de opciones y el objetivo muy claro es tener un sistema que permita financiar de manera sostenible a la conservación de Galápagos y no solo de un gobierno sino de largo plazo. El tema del fideicomiso también nos permitiría asegurar el financiamiento a largo plazo. Estamos conversando con Gobiernos amigos, organismos internacionales, organizaciones. Estamos viendo qué es lo mejor para el país”, dice.

El secretario refiere que actualmente hay un creciente interés mundial por bonos de protección ambiental y sistemas de apoyo para conservación: “La cooperación internacional hará visitas próximas para discutir esos temas. Todavía no podemos decir nada preciso”.

Aunque no da nombres, asegura que están conversando con varios países de Europa y Norteamérica. Añade que hasta definir la estructura, se destinarán recursos mínimos para iniciar la protección de Hermandad luego de un análisis interinstitucional. Además, se aplicará tecnología como programas de monitoreo de barco.

Publicidad

En tanto, Gustavo Manrique, ministro del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, indica que el decreto firmado el viernes pasado da 60 días para elaborar el Plan de Manejo Ambiental.

Además, se da un plazo de 30 días a las carteras de Defensa, Producción y Cancillería para que preparen un acuerdo interinstitucional para que puedan implementar sus áreas de trabajo acordes con la nueva área protegida. Señala que esta nueva zona será administrada por la cartera del Ambiente a través del Parque Nacional Galápagos.

Bianca Dáger, viceministra del Ambiente, señala que entre agosto y septiembre de este año la nueva reserva estaría totalmente operativa.

La Reserva Marina de Galápagos se ampliará en 60.000 kilómetros cuadrados, que se sumarán a las áreas protegidas existentes de 138.000 kilómetros cuadrados en torno al archipiélago.

Al ser consultados si la iniciativa para obtener los recursos podría fracasar como lo hizo la campaña realizada para proteger el Yasuní, tanto Manrique como Dáger afirman que hay “grandes diferencias” entre las dos figuras.

Publicidad

“La primera es que Hermandad ya existe, ya está creada. Eso da el mensaje mundial de protección, los interesados en financiar ya saben qué van a proteger”, dice Manrique. En tanto, Dáger añade que los plazos impuestos por vía decreto también crean un vientre de seguridad.

Hermandad además es el aporte de Ecuador para lograr la estructuración del llamado Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR) junto con Colombia, Costa Rica y Panamá. Manrique se reunirá con los ministros de Ambiente de esos países el 27 y 28 de este mes, en Costa Rica, para tratar de llegar a un acuerdo e implementar un único plan ambiental para CMAR, respetando la soberanía de cada país. (I)