Su fuerte son los alimentos. Y al ser parte de esta industria, el plástico, cartón y otros materiales están inmersos en su cadena de producción y de servicio, pues sus productos necesitan envases o empaques para que lleguen al usuario, lo que inevitablemente genera un impacto ambiental. Ante ello, Nestlé Ecuador afirma que se ha propuesto, desde hace algunos años, recuperar el plástico que anualmente coloca en el mercado, además de reducir el tamaño de sus empaques sin afectar los contenidos.

En el 2021 lograron recolectar más de 3.200 toneladas de plástico, que equivalía al plástico que pusieron en el mercado en el mismo lapso, según datos de la empresa. La casa matriz de Nestlé (multinacional), en Suiza, les pedía llegar a la llamada neutralidad plástica en el 2023, pero en Ecuador aceleraron la marcha y cumplieron ya el objetivo en el 2021, señala Pedro Ospina, vicepresidente de Asuntos Legales, Corporativos y Sostenibilidad de Nestlé Ecuador.

Él sostiene que con este logro se convirtieron en la primera empresa en el país en ser neutrales en plástico, es decir, capaces de recolectar la misma cantidad que colocan en el mercado.

Para alcanzar esta meta hicieron alianzas estratégicas, a la par de trabajar en empaques sostenibles; en abastecimiento responsable; en el cuidado del agua y cambio climático, y en una iniciativa por los jóvenes que desarrolla sus habilidades o experiencia para el mundo laboral o para que creen sus emprendimientos.

Publicidad

Propuesta global incluye a las empresas para lograr el desarrollo sostenible mundial

Aquellos son los cuatro pilares de la estrategia de sostenibilidad que tiene Nestlé Ecuador en cada una de sus marcas, los cuales están alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible que pide la Organización de las Naciones Unidas (ONU), según el vicepresidente de Asuntos Legales.

¿Pero es posible lograr recuperar el plástico que un negocio o empresa pone en el mercado con sus productos?

Pedro Ospina explica que solos no pudiesen recolectar la cantidad de plástico que colocan. Por ello trabajan con tres socios estratégicos. El primero es Renarec, que es la Red Nacional de Recicladores del Ecuador, que tiene a más de 20.000 recicladores base (el 60 % son mujeres), con el cual buscan potenciar más su relación, pues son claves para ayudar a recoger los productos que luego pueden ser reciclados.

El reciclaje por parte de Renarec, la Red Nacional de Recicladores del Ecuador que agrupa a más de 20.000 recicladores base en Ecuador, es vital en la iniciativa Re de Nestlé, con la que buscan fomentar el reciclaje y aprovechar también el material recuperado. Foto: Cortesía

El segundo socio es Gira, una compañía de la corporación Favorita, que tiene colocados más de 80 puntos para reciclaje en 16 provincias. Parte de estos dispensadores están en las cadenas de supermercados como Supermaxi.

El tercer socio es Geocycle, una compañía del grupo Holcim, que recibe material reciclable, el cual muchas veces está contaminado y no puede ser reutilizado. Pero esta firma lo utiliza para sus cadenas productivas. Con la ayuda de estos tres socios, Nestlé pudo recuperar las más de 3.200 toneladas de plástico en el 2021.

Publicidad

Investigación, conservación y educación, áreas en las que pueden invertir los negocios

“Esto (recuperar el plástico) vamos a hacer todos los años, es parte integral de la estrategia de negocios, porque somos conscientes del impacto ambiental que genera la contaminación. Lo que no queremos es, por ejemplo, que usted tenga el empaque de tango (o de otro producto) y que al no haber conciencia o cultura de reciclado, no tomamos ninguna acción y termina en un basurero, en la calle, y al final del día todo esto genera un proceso de contaminación que termina en los mares, en los ríos y eso es perder-perder”, manifiesta Ospina.

¿Cuál es el destino de las toneladas de plástico recuperadas?

La reutilización es el principal destino. Según Ospina, en Ecuador hay una “megaoportunidad” de utilizar el plástico recuperado y reprocesado. En el mercado hay materiales que se hacen con esto como mesas, techos y otros.

Y como parte de aquello, en el 2022, Nestlé ha estrenado el concepto de puntos de venta sostenibles, que permite avanzar también con la economía circular. Se trata de exhibidores llamados sostenibles porque son reciclables (se pueden transformar), porque se construyeron con material reciclado (como el PET) o porque son elaborados con madera certificada de bosques con manejos responsables.

Por eso en el 2022, alrededor de 7.000 elementos o exhibidores sostenibles están actualmente en los puntos de venta de la empresa. Esto incluye portaafiches, banderolas y caballetes, además de los exhibidores.

Publicidad

Estos son los exhibidores que ahora tiene Nestlé en sus puntos de venta, y que han sido fabricados con material reciclado y reciclable, además de estar digitalizados. Foto: Cortesía

El proceso de convertir el material reciclado tampoco es fácil, pero están en el proceso, asegura Ospina. Esto porque actores de la cadena (ambiental y de sostenibilidad) les han comentado que les toca importar plástico reciclado para hacer los materiales en Ecuador.

Empaques sostenibles y reciclables

La firma busca también que sus empaques sean sostenibles y reciclables. Por ello, han reducido la cantidad de empaque que usan en sus productos, además de buscar recuperar el plástico que colocan.

Para esto tienen una iniciativa llamada Re, enfocada en tres conceptos: repensar, reducir y reciclar.

Uno de los puntos de reciclaje que también tiene esta multinacional en sus oficinas, como las de Cayambe, en Pichincha. Foto: Cortesía

Ahora, la empresa busca que el producto desde su concepción o diseño tenga un menor impacto en el medio ambiente. De ahí, han reducido la cantidad de plástico utilizado en sus empaques sin cambiar la cantidad y calidad del producto. A esto último se lo conoce como fit for purpose (mismo contenido, misma calidad, menor uso de plástico en el empaque).

Publicidad

En el concepto de reciclar buscan fomentar el reciclaje y aprovechar el material recuperado.

Nestlé busca que más empresas y personas se sumen a su iniciativa y les “copien” o que repliquen estos procesos, pues el reloj del planeta corre, y la industria, autoridades, academia, consumidor, medios de comunicación y otros actores juegan un rol clave para mejorar la vida de la Tierra y de sus habitantes, señala Ospina.

Objetivos a cumplir:

  • Para el 2023 esperan lograr el 100 % de empaques diseñados para ser reciclados. Cerraron el 2021 con el 88 %. La matriz les pide alcanzar el tope en 2025.
  • Quieren llegar al 100 % de fit for purpose en el 2022. Al cierre del 2021 iban en el 95 %.
  • Neutralidad plástica llegaron al 100 % en el 2021. La casa matriz, en Suiza, les pedía alcanzar esta meta en el 2023. (I)