Publicidad

Conseguir fondos para realizar investigación científica ha sido siempre complicado en Ecuador

Publicar trabajos en revistas especializadas también es un problema para los investigadores nacionales, debido a su alto costo, indica el biólogo Jorge Brito.

El biólogo ecuatoriano Jorge Brito ha realizado investigaciones de campo para sustentar su trabajo científico. Foto: Cortesía Jorge Brito

Conseguir recursos para la investigación y publicación científica en Ecuador es muy difícil. Alianza con oenegés, fundaciones o universidades es el camino que les queda a los especialistas nacionales. Jorge Brito, biólogo investigador del Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio), ha descubierto 24 especies de animales entre anfibios, reptiles y mamíferos (incluido un nuevo género) en todos su años de carrera. Comenta que el factor económico siempre ha sido un limitante.

La investigación de campo y la de laboratorio consumen cuantiosos recursos. Sin embargo, indica el experto, la inversión es devuelta con creces, ya que así se ha conocido la riqueza de flora y fauna que tiene el país.

¿Por qué es complicado el financiamiento para investigación científica en Ecuador?

Es muy complicado, especialmente en temas como el estudio de la sistemática de la biodiversidad de mamíferos del Ecuador. Estos temas no trascienden políticamente o en el interés público. Pocas instituciones están interesadas en financiar nuestras investigaciones. Desde que estaba en la universidad los profesores nos anticipaban que conseguir fondos para investigación era complicado. Todo el mundo sufre de este problema desde siempre.

Publicidad

En la institución donde trabajo (Inabio) no hay un fondo para investigación como tal. El presupuesto se destina para pago de sueldos, mantenimiento de las instalaciones. Parte de la investigación que nosotros hacemos es autogestión como un programa de investigación que tenemos con la Prefectura de El Oro. Tenemos con ellos varios proyectos en marcha.

¿Cómo se financian las investigaciones entonces?

Se barajan muchas opciones. En mi caso he buscado muchas estrategias para intentar mejorar mi campo de investigación. Una de las formas es buscar alianzas con otras instituciones y con otros investigadores. Por ejemplo, en los últimos años he estado trabajando de cerca con la fundación Ecominga. Ellos tienen un sistema de reservas para proteger bosques muy amenazados y que están sufriendo una presión enorme.

Para demostrar la importancia de conservarlos, ellos financian investigaciones para que nosotros vayamos a sus reservas y que nosotros podamos publicarlos, y ellos, a su vez, tengan un respaldo científico para proteger sus reservas. También hay universidades privadas, unas pocas, que tienen presupuestos para investigación. He trabajado con ellas.

¿Cuánto puede llegar a costar una investigación?

Va a depender mucho del lugar de donde se haga y qué se investigue. Además, se suman los costos del trabajo en laboratorio y de la publicación. Por ejemplo, con la Prefectura de El Oro terminamos un proyecto de guías de mamíferos, peces, orquídeas y bromelias. Este trabajo tuvo un prosupuesto de $120.000, que incluyó salidas de campo e impresión de libros.

Publicidad

¿La publicación científica también es un problema?

Sí, es bastante complejo. Esto en la ciencia es como una especie de negocio. Cuando hablamos de publicación científica es cuando ya se tiene listo el manuscrito para publicar. Cuando estamos listos viene el dilema para analizar dónde publicamos. Si yo quiero publicar en una revista científica con gran alcance mundial o regional se debe pagar un valor elevado que muchas veces nosotros, como investigadores, no tenemos. Nos toca cabildear y buscar la forma para publicar.

Por ejemplo, en la investigación con la Prefectura de El Oro tenemos destinado un fondo para la publicación y, además, nos ha apoyado para realizar publicaciones para el público en general como trabajos de divulgación de anfibios, mamíferos, plantas, etc.

¿Cuánto cuesta realizar una publicación científica?

Muchas veces yo he tenido que pagar publicaciones con mi dinero porque de lo contrario simplemente no se publica. Por ejemplo, hace poco descubrimos un nuevo género de mamífero y el costo final de la publicación era de $1.750. Ese valor, en esta época, era impagable para mí.

Por fortuna, mi institución (Inabio) tenía un convenio de cooperación con la GIZ (Sociedad Alemana de Cooperación Internacional) y logramos que esta organización cubra el costo de la publicación. Sin embargo, el valor va a depender del alcance y prestigio que tenga la revista. (I)

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Lo último

No nos hagan rogar

Vacunen en malls, parroquias... Supriman las torturas de las páginas de internet y las llamadas a números que no responden.

Publicidad