Publicidad

Día de la Mujer: conmemorar su historia, antes de celebrar

Resulta impactante sacar números y ver que son 220 años o más de lucha por erradicar la violencia de género y lograr salarios equitativos. Foto: Shutterstock

La necesidad de conmemorar el Día Internacional de la Mujer nace al final del siglo XIX, después de la Revolución Industrial. Este fue un periodo histórico que transformó la economía y el modo de trabajo. Sin embargo, uno de los problemas más grandes era que muchas mujeres eran explotadas y ninguna ley las protegía.

El 8 de marzo de 1857, las mujeres que trabajaban en la industria textil, en Nueva York, organizaron una huelga, ellas peleaban para que se les pagaran salarios más justos.

Y 51 años después, el 8 de marzo de 1908, 15.000 mujeres volvieron a tomarse las calles de Nueva York para exigir un aumento de sueldo, menos horas de trabajo, derecho al voto y prohibir el trabajo infantil. El eslogan que utilizaron fue “Pan y rosas”, ya que el pan representaba la seguridad económica y las rosas, una mejor calidad de vida.

Después de muchas vicisitudes, en el año 1975, las Naciones Unidas celebraron por primera vez el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo.

Me resulta impactante sacar números y ver que son 220 años o más de lucha por erradicar la violencia de género y lograr salarios equitativos.

Sin duda nos falta mucho para poder llegar a una verdadera equidad de género, que lleve a las niñas y mujeres a alcanzar los niveles de educación que requieren para convertirse en entes productivos e independientes.

Es prioritario que tengamos claro lo siguiente:

  • La crianza en equidad de género introducida en la primera infancia promueve una educación con menos estereotipos y discriminación.
  • El aumento del acceso a la educación de las niñas y mujeres tiene efecto directo en la disminución de la mortalidad infantil.
  • Las niñas y mujeres con más acceso a la educación tendrían más conciencia de la importancia de la planificación familiar.
  • La dependencia económica y la insuficiencia de ingresos constituyen un factor que incide en la permanencia de las mujeres en situaciones de violencia.

Según cifras oficiales disponibles, en Ecuador

  • 6 de cada 10 mujeres (60,6%) han experimentado algún tipo de violencia de género.
  • 1 de cada 4 ha vivido violencia sexual (25,7%).
  • 9 de cada 10 mujeres divorciadas han sufrido violencia de género.
  • El 70,5% de mujeres que se han unido o que han contraído matrimonio entre los 16 y 20 años son las que mayor violencia han vivido. (Datos tomados de ONU Mujeres-Ecuador).

El Estado, la familia, la escuela, las creencias necesitan ser reestructuradas para que logremos alcanzar la equidad de género, así mujeres y niñas podrán educarse a cabalidad. (O)


Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?