El nombre de este alimento recuerda a los tres reyes magos que, según la tradición cristiana, visitaron al niño Jesús tras seguir a una estrella que los guió hasta el lugar donde se encontraba el pequeño con María y José.

“El origen de la Rosca de Reyes es una tradición que tuvo sus comienzos en países europeos como Francia y España”, recuerda National Geographic. Durante la época de la conquista llegó a naciones latinoamericanas como México.

El fascinante hallazgo de un anillo de oro de la época romana con una imagen de Jesucristo como “el buen pastor”

Se elabora como una rosca porque la forma circular representa el amor divino, que no tiene principio ni fin. Las frutas que la adornan significan las joyas que los reyes llevaron al niño, simbolizando amor, felicidad y paz.

En algunos países se acostumbra colocar una figura del niño Jesús dentro de la rosca, para que la persona que la encuentra la lleve a la iglesia para ser bendecida. Además, en esta fecha, se da regalos a niñas y niños por las festividades de los reyes. (I)