Posee muchos beneficios para quienes la consumen, es protagonista en varios platos vegetarianos y en dulces para todo público. Esta legumbre forma parte de la dieta de muchas personas ya que es una fuente importante de proteína de buena calidad, así como de aminoácidos, aceite balanceado con ácidos grasos, omega 3, 6, y 9, vitamina E, y fibra.

Países como Brasil, EstadosUnidos y Argentina son grandes productores de esta gramínea, y en el Ecuador tiene cada vez mayor demanda de parte de la población, que la ha acogido como una alternativa saludable y deliciosa.

Valeria Calderón, nutricionista de la compañía Oriental recoge cuatro beneficios de consumir soya:

1. Disminuye riesgos cardiovasculares

El consumo de una onza de proteína de soya diaria contribuye a la disminución de riesgos cardiovasculares como infartos, hipertensión, cardiopatía e insuficiencia cardíaca.

Publicidad

2. Reduce los síntomas de la menopausia

Incluir soya dentro de la alimentación, y combinarlo con la práctica de cualquier tipo de ejercicio puede ayudar a las mujeres a sobrellevar los síntomas de la menopausia con menos molestias.

Las mismas isoflavonas mencionadas anteriormente, aportan también con la reducción de síntomas como la fatiga, el sudor nocturno, los cambios en el estado de ánimo, las oscilaciones del humor, sequedad vaginal y dolores de cabeza.

3. Previene y controla la diabetes

El consumo de soya es benéfico para los pacientes diabéticos, ya que es uno de los alimentos con menor índice glucémico. La proteína de soya se recomienda en pacientes con diabetes tipo 2 debido a su efecto antihiperglucémico.

Según Calderón “esto evita que suban los niveles de glucosa e insulina en la sangre”. Además, el consumo continuo de proteína de soya ayuda a disminuir la concentración de triglicéridos, lo cual es saludable no solo para pacientes diabéticos, sino para personas con sobrepeso, y en general, para todos los consumidores.

Publicidad

4. Es un gran aporte nutricional para personas con sobrepeso y desnutrición

La soya puede ayudar en el control de peso, pues aporta fibra dietética, que por sus propiedades facilita la digestión. Por ello se recomienda su consumo a pacientes con sobrepeso u obesidad. Por otra parte, ayuda a reducir el grado de desnutrición por su alto contenido de nutrimentos como la proteína.

El contenido de proteína de la soya es superior al de otras legumbres (oscila entre un 38 y 40%), y es la única proteína vegetal que contiene todos los aminoácidos indispensables, similares a las proteínas de origen animal. (S)