Que la vacunación anti-COVID-19 te permita ‘bajar la guardia’ en las medidas de bioseguridad es un pensamiento errado y que se debe cambiar ante la amenaza de la variante delta del COVID-19 circulando en el país, recomiendan médicos ante la evidente desobediencia que aún persiste en la ciudadanía.

El Ministerio de Salud (MSP) informó que existen 10 casos confirmados de la variante delta, 5 de ellos ya fallecieron. Y que el cerco epidemiológico es más de 50 personas entre El Oro y Loja, por lo que la ciudadanía debe mantener el cuidado de bioseguridad con mascarilla, lavado de manos, distanciamiento y acudir a inmunizarse si ya le corresponde.

El doctor Juan Carlos Aveiga, director médico del hospital Alcívar, explicó que no hay que confundirse al ver que otros países que ya no usan mascarillas en ciertos lugares, ellos lo hacen porque ya tienen una porcentaje alto de la población vacunada, caso que aún no es el de Ecuador.

No hay que confundir las indicaciones. Hay que conseguir cierto nivel porcentual de la población para cambiar las medidas de bioseguridad. Estamos avanzando rápidamente, eso es muy bueno, pero aún no se pueden cambiar las medidas de bioseguridad”, explicó.

Publicidad

Añadió que como médicos buscan potenciar el uso de la mascarilla porque muchas personas ya se están olvidando. Entre los errores frecuentes del uso de la mascarilla está el que personas manipulan de forma incorrecta.

Aveiga explicó que entre los principales errores es tocarse la mascarilla frecuentemente con las manos sucias o ponerse los pliegues de la misma para arriba. “Una vez puesta la mascarilla, tomarla de las ligas, y colocarla con los pliegues para abajo, si la pones al revés estos pliegues pueden acumular virus en el caso de que exponga. Mientras más hermética esté la mascarilla se evita que ingrese el virus.

Con siete puntos de vacunación más brigadas móviles en la Bahía y mercados se prevé evitar contagios de variante delta en Guayaquil

El doctor Jorge Luis Portes aconsejó que en esta época de la pandemia el uso de la mascarilla se vuelve fundamental porque la variante delta es más contagiosa, si se tiene exposición con un caso positivo puede contagiarse en 15 segundos.

“Antes se conocía que se podía estar 15 minutos, pero ahora se reduce porque esta cepa es altamente contagiosa. Por eso yo le recomiendo a mis pacientes, amigos y conocidos que usen doble mascarilla quirúrgica o una KN95. Y que eviten a toda costa sacarse la mascarilla en lugares con muchas personas, peor si habla con desconocidos o familiares que estén expuestos, el riesgo es latente”, advirtió el médico.

Médicos de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de hospitales de Guayaquil explicaron que la ciudadanía debe saber que la vacuna sí te da inmunidad, pero no libra de la enfermedad si es que la persona se expone.

Estenio Cevallos, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivo del hospital Alcívar, explicó que la persona que recibió la primera vacuna debe esperar con mucho cuidado hasta la segunda vacuna. “Luego de la segunda dosis, debemos esperar unos 15 días más para decir que tengo una buena inmunidad. Es decir que esa protección es recién 45 días después de la primera dosis”, explicó.

Publicidad

Añadió que lo único que va a aliviar un poco la pandemia es la vacunación acelerada, como se lo está realizando, pero debe ser con responsabilidad.

Indicó que los pacientes UCI que en este momento tratan son justamente adultos mayores que no han recibido vacunación. “Un paciente UCI está de 15 a 45 días. Si nosotros no nos vacunamos o hacemos campaña para no vacunarse es un error. Recordemos que para el COVID-19 no hay cura, solo hay un mantenimiento a la espera de que ese pulmón sane. Es mejor prevenir”, aconsejó el médico especialista.

El médico intensivista Alberto Campodónico, de UCI del hospital Clínica Kennedy, insistió que no se puede poner la mascarilla en mesas o superficies que estén expuestas.

“Además las mascarillas deben cambiarse , cada cuatro horas en el caso de quirúrgicas. Y en el caso de las Kn95 debe ser usada por dos ocasiones siempre y cuando no esté en sitios muy expuestos. La mascarilla no debe colocarse arriba o abajo de la nariz. No puede compartir la mascarilla con nadie, ni porque sea parte de su familia. Y además debe tener una mascarilla cuando sale de casa por si se le cae, o se le daña”, explicó el doctor.

Añadió que la prevención ha salvado muchas vidas y que ahora no es la excepción, más cuando esta variante se convierte en una nueva amenaza en la pandemia del COVID-19. (I)