Sin el stock de 405 ítems (insumos y medicinas) básicos de unos 800 para los pacientes, como la falta de agujas para sutura; con 10 quirófanos que funcionan, y todavía con falencias, de 16; con cerca de 600 cirugías retrasadas cada mes; con personal que cobra un sueldo por trabajar pero que no asiste, además de los 200 que siguen en teletrabajo; y con otra serie de problemas y necesidades funciona actualmente el hospital de especialidades Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que en su momento fue referente nacional de atención en salud y que en los últimos años ha estado marcado también por las denuncias y casos de corrupción.

El 21 de julio último, el médico, epidemiólogo y salubrista Francisco Andino, exministro de Salud, asumió la gerencia general del Teodoro Maldonado. Desde ahí empezó, con un equipo de trabajo, a levantar un primer diagnóstico macro y ahora está en el informe micro, que permitirán, asegura, resolver falencias y poner en funcionamiento un modelo hospitalario que sirva de ejemplo para el resto de la red de salud.

El salubrista Francisco Andino, exministro de Salud, es el actual gerente General del Hospital Teodoro Maldonado Carbo. Asumió el cargo el 21 de julio pasado. Tras un diagnóstico macro que ya hizo, con su equipo de trabajo, confirma que el hospital está en crisis, pero que se puede salir adelante. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Que no es fácil, ya lo ha dicho y repetido, porque al recorrer el hospital ha sentido que fue a la guerra. Y que no todo está en manos de él, porque depende también de la proactividad y de las ganas de trabajar del personal, además de las limitaciones que tiene su cargo. Él recoge problemas, les da solución, plantea o solicita proyectos a Quito, se encarga de agilitarlos, entre otros. Pero temas referentes a la infraestructura, por ejemplo, lo hace la capital, dice.


Publicidad

¿El Teodoro Maldonado está en terapia intensiva?, ¿cuál es la realidad en este primer diagnóstico?

El diagnóstico es un hospital en crisis. En crisis de infraestructura, de necesidades de cama, de condiciones de falta de equipamiento, de mantenimiento preventivo y correctivo, de condiciones en las que inclusive sus quirófanos dejan todavía mucho por hacer…; cosas medulares como el caldero, la cocina, la lavandería; la forma como se ha venido poniendo el bodegaje de implementos, de insumos, etc. También es una crisis organizacional, de su talento humano, en la organización, y, obviamente, lo ético y lo moral. Lo valorativo de esto son sus profesionales, donde prácticamente han entregado su trabajo, sus condiciones por tratar de mantenerlo.

El Teodoro Maldonado Carbo ha sido el hospital de especialidades del IESS de referencia nacional para la atención de los pacientes. Hoy, con una serie de problemas y falencias, una nueva administración espera ponerlo en el sitial de prestigio. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Las normas que rigen al menos el tema de la contratación pública demoran mucho la gestión de los administradores, que en salud es vital. Usted puede retrasarse al comprar un carro, pero puede alquilar un carro y no hay problema. Pero si se retrasa en comprar medicamentos y estos no los puede adquirir de otra manera se vuelve un problema.

Y de esto, ¿qué es lo prioritario?, ¿en qué se está trabajando?

Todo. Pero el stock cero de los 405 ítems es lo más grave. Estamos poniendo todo nuestro empeño para acortar los procedimientos y tratar de adquirir. Hay una condición que debemos anotar. Teniendo todos los criterios técnicos de una emergencia como la que tiene el Teodoro, no la hemos declarado ni la vamos a declarar. Nos vamos por el lado más duro, precisamente, porque esta unidad hospitalaria ya ha tenido emergencias y no ha salido mejor, sino más manchada. Y ante esa circunstancia, vamos a hacer los procedimientos como dice la norma jurídica en la contratación pública. Hemos implementado mesas de trabajo para tratar de acortar los tiempos entre el requirente y la fase contractual, pasando por la fase precontractual donde prácticamente existe uno de los mayores condicionantes de aumento de tiempo para su ejecución.

Doce convenios de pago por 17 millones de dólares se celebraron en el hospital Teodoro Maldonado Carbo sin cumplir con procesos de contratación pública

... Los pacientes se van sin medicinas, están comprándolas en otro lado, ¿cuál es la solución para el paciente?

Publicidad

La solución del paciente no la tengo porque no soy mago, definitivamente les pido paciencia, apenas estoy aquí 19 días (al 12 de agosto, fecha de esta entrevista) y en estos 19 días tenemos un macro (diagnóstico) y no podría hacer nada más porque, inclusive, me prohíbe la ley hacer ínfimas (tipo de contratación pública donde se excluye la consultoría) en forma reiterativa. Hemos hecho ínfimas (cuantías) en algunas cosas que son reprioritarias… Y no es que esto es una cosa reciente, es de mucho tiempo.

Solo se están entregando las medicinas que hay por el momento a los pacientes del Teodoro Maldonado Carbo. Según el nuevo gerente, hay 405 ítems sin stock. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Entonces, las medicinas que no hay, ¿no se están entregando?

Cómo se podrían entregar si no hay, es imposible.

Y entre estos 405 ítems, ¿cuáles son los que se daban a diario de forma masiva y que no hay?

Los anestésicos como el propofol, la condición de las soluciones salinas, la misma condición de lo que se genera para salvaguardar la atención infecciosa de antibióticos de amplio espectro y, obviamente, nos quedamos con antibióticos de espectro acortado.

¿Y esto también afecta las cirugías?, ¿se siguen pidiendo, como antes, las agujas y gasas a los pacientes?

La situación (falta de insumos, llamados ítems) es general, es global, no es una situación aislada. Si hablamos de insumos, una de las cosas reiterativas de necesidad son las agujas de sutura.

¿Los pacientes si quieren acceder a una cirugía tienen que traer su aguja e hilo de sutura?

No lo están haciendo porque hemos hecho una permuta que nos permite la ley para intercambiar agujas que no tienen circulación, con el mismo proveedor que las vendió, a agujas que tienen circulación. Y esas son estrategias legales que sí hemos podido hacer. El problema es muy serio, muy serio, y este es un reto grande.

Un cartel de años atrás que sigue en el hospital Teodoro Maldonado Carbo, donde se destacaba el aumento de medicinas que tenía esta casa de salud. Hoy falta el stock de 405 ítems (medicinas e insumos) básicos de unos 800, según diagnóstico de nueva administración. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

¿Hay retrasos con las cirugías?

Tenemos un retraso mensual de cerca de 600 cirugías, que hace un retroceso a todos los problemas que vamos teniendo.

¿Y no tienen otra opción donde derivarlas?

Cirugías se derivan en caso de que sea necesario y no haya capacidad de resolución; pero si hay capacidad de resolución, hay que darle la capacidad de resolución, aumentarle.

¿Bajo qué criterios están seleccionando las cirugías que deben realizarse pronto?

Las que están suspendidas son las programadas, las de emergencias se vienen realizando.

Hay 600 cirugías mensuales con retrasos. Estas son las programadas, que se siguen aplazando. Las cirugías de emergencia sí se están realizando, al igual que algunas de las programadas, según nuevo gerente. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

¿En las bodegas qué encontraron?, ¿medicinas caducadas…?

Insumos, medicinas caducadas, insumos a caducar, hay inclusive un proceso de chatarrización, condiciones que verdaderamente no deben existir. Elementos probatorios o, mejor dicho, de necesidad de investigación como es el alcohol. No puedes desaparecer la prueba y eso hace inclusive que algún rato podamos tener problemas más serios todavía de tener este tipo de sustancias dentro de bodegas, donde pueden existir elementos muy inflamables.

Por estos químicos iba a invitar al Colegio de Químicos para que los revisen. ¿Han podido revisarlos?

El Colegio de Químicos, como muchos de los gremios, ha venido a colaborar y están colaborando con nosotros. Y a la larga, de los químicos ya está dispuesto un proceso que va a salir la próxima semana.

En las consultas (externas), siguen los pacientes esperando dos, tres meses, por una atención, por un eco…

Estamos haciendo una reingeniería y, obviamente, mirar cómo se fortalecen áreas. Al final del camino se van solventando problemas en el paso que vamos dando, tal vez muy acelerado…, vamos a luchar por el Teodoro Maldonado Carbo, porque todos somos el Teodoro.

¿Falta personal especializado, personal de salud, personal administrativo?

Hay que reestructurar, hay áreas que están muy engordadas y otras áreas, muy flacas. Vamos a recuperar 100 camas, aproximadamente, que las hemos visto el día de hoy (la mañana del 12 de agosto), y esas 100 camas harán la presencia del hospital Teodoro Maldonado Carbo en el sector y en el país.

¿Y esas 100 camas están embodegadas, dañadas, qué tienen?

Lo que pasa es que hay áreas grises, es como que llegaras a la guerra. Viene un gerente, picó paredes, dejó eso ahí y no hizo nada más. Entonces ese proyecto está en la ciudad capital (Quito) y estamos esperando su aceptación final.

¿Qué han encontrado en estas áreas grises?

No hemos encontrado nada (de obra terminada), paredes peladas, picadas, sin luces, sin techo, una devastación, que a la larga lo único que amerita es que nos den la autorización y mirar en qué presupuesto, si es de arriba o de abajo, se van a reconstruir esas áreas.

Una de las llamadas áreas grises que tiene el hospital Teodoro Maldonado Carbo, donde se debía haber entregado más cuartos para hospitalización de pacientes. La obra quedó sin concluir. Está en el cuarto piso. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Hicieron otro recorrido, ¿qué más han detectado? Es un hospital grande (más de una manzana), tiene infraestructura, capacidad…

Tenemos un hospital bastante grande, de construcción antigua, data de 1970 aproximadamente, y que necesita mucha reparación, muchas condiciones de cables, infraestructura, equipamiento, etc.

¿Y hay presupuesto para eso?

Tenemos un presupuesto (anual) en total para gastos de inversión de $ 87′915.000. Entonces, de esos $ 87 millones todavía tenemos remanente porque no está comprometido. Mañana (viernes 13) vamos a tener una reunión de análisis de cédula presupuestaria para saber por dónde vamos a caminar y qué es lo que vamos a seguir comprometiendo.

Uno de los proyectos inconclusos que ha encontrado la nueva administración en el hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo, en el sur de Guayaquil. A esto le llaman áreas grises, porque se pidió los fondos para hacer obras, pero no se hicieron y ahora están así. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

¿En qué rubros está gastando más el Teodoro Maldonado? ¿Gasta más en personal, en insumos, en medicinas...?

Va por lo par. Pero definitivamente hay 3.223 personas (con diferentes tipos o modalidades de contratación) y hay que reestructurar e identificar la problemática de cada grupo, porque hay una gran atomización de problemas, precisamente como es la atomización de su forma de contrato.

Luego de estas mesas de trabajos, de diálogos, ¿por dónde se va a empezar?

Vamos a empezar por el stock cero (falta de medicinas e insumos), pero a la par, cambiando los temas de infraestructura, sobre todo, áreas sensibles: caldero, lavandería, cocina, quirófanos, que están en el programador, para dar capacidad de respuesta y reducir la cantidad de pendientes que se tiene como institución.

Así quedó parte de lo que iba a ser, en administraciones pasadas, una obra para recibir a más pacientes en el hospital Teodoro Maldonado Carbo. A esto le llaman áreas grises. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Cuando el vicepresidente de la República (Alfredo Borrero) vino de visita sorpresa (en junio del 2021) dijo que de 16 quirófanos solo 12 funcionaban, ¿siguen funcionando solo 12 o se aumentó?

No, no, no. Los que funcionaban son 10 y todavía con falencias.

¿Y siguen funcionando estos 10?

Sí, yo llevo 19 días (al 12 de agosto), habría que preguntar qué hicieron antes.

¿Y estos 10 (quirófanos) que funcionan son para las emergencias?

Para las (cirugías) programadas que se puedan y para las emergencias.

¿Con cuántas camas cuenta actualmente el Teodoro Maldonado?

Camas útiles están por el rango de 328, pero faltantes, de las áreas grises y de algunas, cerca de 90, que son las que tenemos que comenzar a revisar.

Hay deudas con proveedores, más de $ 48 millones, ¿se va a priorizar o se van a pagar estas deudas en su administración?

$ 46 millones de deuda existen, estamos haciendo revisiones. Pero ya el señor contralor general del Estado me ha dicho públicamente: ‘no pague convenio, no pague emergencia y no pague ínfimas reiterativas’. Lo que tiene que hacer la gente que se sienta perjudicada es llegar a los sitios que les corresponda ejercer, y nosotros ejercer lo que nos corresponde.

Nuevo gerente del Teodoro Maldonado Carbo, del IESS, tiene ya un diagnóstico macro de la situación real del hospital, donde hay una serie de falencias. Ahora levantan un informe micro, para tomas las medidas del caso. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

¿Cómo se harán estas nuevas compras públicas para evitar que se recomienden medicamentos, insumos..., como ocurrió antes, con sobreprecio y otros actos de corrupción?

Para evitar aquello, de las mesas técnicas que se están armando, se unificará el proceso técnico -requirente, precontractual y contractual- en un solo bloque para que puedan salir lo antes posible los recursos económicos que le corresponden.

¿Y quién será el encargado de ver qué realmente se necesita y si cuesta lo que debe costar?

Hemos analizado y el costo está determinado por la norma jurídica, que hoy (12 agosto) todavía no hemos revisado, tiene una reforma nueva del presidente de la República, por lo tanto, hay que revisar desde cuándo rige esa parte y nosotros debidamente tenemos que generar la proyección más prioritaria.

Comentó que encontró antirretrovirales que costaban hasta tres veces más, ¿qué pasó con aquello?

No podía haber comprado (suspendió la compra), muy doloroso para mí porque es parte de un grupo muy importante de mi vida, pero si compraba iba a tener problemas legales, entonces, ante eso, tenemos la estrategia. Hemos pedido una parte del medicamento, que tiene que haber llegado hoy (12) o mañana (como tenofovir, tivicay, entre otros) y los pinavir y ritonavir, estamos esperando que el Sercop nos pueda dar el visto bueno para continuar con el trámite.

Otra mirada de una de las áreas del hospital Teodoro Maldonado Carbo, en el sur de Guayaquil. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Hay pacientes que están reclamando por prótesis ortopédicas, de las que tuvieron sobreprecio en 2019, que no aparecen. ¿Encontraron el resto?, ¿qué pasó con aquello?

En materiales de insumos en lo que tiene que ver con rehabilitación, hemos dispuesto que una cantidad equis de muletas, caminadores, etcétera, se disponga, que es lo que hay en bodega, pero que definitivamente debemos resolver en forma permanente los problemas.

¿Pero no encontraron el resto de las prótesis?

No.

Otro contrato por prótesis para el Teodoro Maldonado Carbo es cuestionado

¿Han tenido presiones, amenazas, incluso del mismo personal (como ocurría antes)?

No me da la raza, no recibo presiones de nadie.

¿Qué va a pasar con las personas que están siendo investigadas y que actualmente trabajan en el Teodoro Maldonado…?

Si encuentran algún proceso, ellos tienen, como toda persona, las posibilidades de defenderse, pero yo no soy el que incidió en ninguno de esos hechos… Yo vine a poner orden, lo dije públicamente, lo digo ahora.

Había una profesional venezolana que ha estado un año fuera, le he pedido, le he solicitado a la profesional, que se acerque a esta gerencia y, obviamente, me ha dicho que está fuera del país. Y tendrán que seguirse los procesos administrativos acordes. Si tienen que devolver el dinero que le robaron a la institución sin trabajar, y en forma irregular, tendrán que devolverlo. La responsabilidad no es mía, yo no la he contratado…

Soy parte de una estructura orgánica defensora laboral…, a nadie, absolutamente a nadie, se le van a violar sus derechos constitucionales y laborales, vamos a respetarlos total y absolutamente. Pero tampoco es justo que si el gerente llega, marca y sale a las 22:00, después de un día arduo de trabajo, otras personas no trabajen. ¿En dónde está la condición? Primero, hago una convocatoria pública a que trabajen por la institución, esto no va a salir solo por el gerente. He hecho un eslogan, todos somos el Teodoro…

Necesitamos más proactividad para mejorar la imagen de un hospital caído…

¿Han detectado más personas que tienen que venir a trabajar y no vienen?

He dispuesto que venga la gente de lactancia, porque en los momentos actuales tenemos que incorporar personal de lactancia… Hay compañeros que tienen enfermedades catastróficas, se les hará una visita domiciliaria, con trabajo social, con el médico ocupacional, se los irá a ver y se les puede plantear inclusive la jubilación por invalidez, y es su derecho y hay que protegerlos porque eso es una condición humana, pero el hospital tiene que seguir su buen desempeño y marcha. Y a la larga, el problema catastrófico, solidario ante eso, también hay que darles fórmulas y alternativas para que se puedan ajustar.

¿Ellos están en teletrabajo o ya están viniendo?

Cerca de 200 personas están en teletrabajo… Tienen que venir, esto es un proceso, inclusive hemos hecho un plan: el Plan retorno al Teodoro. Ese plan es progresivo, tiene que analizarse caso por caso, hay generalidades, hay que establecer las generalidades, pero nosotros tenemos que avanzar.

Un hospital en crisis es la conclusión a la que lleva el diagnóstico macro actual del hospital Teodoro Maldonado Carbo, del IESS, que actualmente tiene 3.223 trabajadores, bajo diferentes modalidades de contrato. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

¿Es posible que el Teodoro Maldonado llegue a ser el hospital de referencia nacional que era antes?

Es el hospital de referencia nacional, sin capacidad de respuesta. ¿Cómo lo visualizo?: como decía Martin Luther King, tengo un sueño. Entonces, hoy tengo un sueño de poner un modelo hospitalario en funcionamiento y como ejemplo para la demás red. Si lo logramos, porque no es nada fácil, ya lo he dicho, más fácil era ser ministro que estar de gerente del Teodoro.

Llaman a juicio a Luis Jairala, exdirector del hospital Teodoro Maldonado Carbo, y a otras 15 personas por presunto peculado

¿Qué tiempo tomará?

Hay un planificador. Yo quisiera usar inteligencia artificial, condiciones reales, pero en el planificador no vamos mal todavía. Tengo que llegar a mi día 45 a 90 para evaluar qué es lo que se ha podido reconstruir y cambiar.

¿Se cambiaron los horarios de trabajo al personal?

A nadie se le ha cambiado los horarios de trabajo, estamos todavía en el micro (diagnóstico) y ese valorativo del micro nos va a servir para poder reconstruir.

¿Hasta dónde puede hacer, dentro de su función?

Lo que aquí puedo hacer es recoger los problemas, darles solución y subirle a Quito y gestionar (que) la solución sea viable. (I)