La madrugada de este miércoles 18 de agosto, personal de la Intendencia y de la Policía Nacional suspendieron un evento organizado en el cantón Simón Bolívar (Guayas) por las fiestas patronales de san Jacinto.

En la cuenta de Twitter de la Gobernación del Guayas se dio cuenta de que en una cancha de voleibol se encontraban, según las autoridades, al menos unas 1.000 personas que irrespetaban las normas sanitarias para prevenir contagios de COVID-19. Algunos estaban sin tomar el debido distanciamiento físico ni usaban mascarilla.

Posteriormente, las autoridades ordenaron el cierre de varios locales de venta de bebidas alcohólicas en la zona por funcionar fuera del horario permitido.

La gobernación recuerda a la ciudadanía que siguen prohibidos los eventos masivos por la crisis sanitaria de COVID-19. (I)