Sandra Rivas llegó ayer a la explanada de Mucho Lote 1, en el norte de Guayaquil, para vacunar a su hija adolescente. Era la única que faltaba de recibir la dosis en su familia. “Con este virus que ataca, la vacunación la protege y puede tratar de tener una vida normal”, comentó la mujer que acudió desde el suburbio.

Como ella, decenas de padres de familia estaban con sus hijos desde los 12 a 17 años para la aplicación de la dosis de Pfizer. Al sitio también asistieron personas rezagadas que por diferentes motivos no se aplicaron las dosis en el calendario correspondiente.

Son los últimos días de ese vacunatorio municipal que atenderá hasta el 30 de octubre, de 08:30 a 16:00, de lunes a sábado. En el pico de vacunación se llegó a tener siete puntos en la ciudad y ahora están solo operativos tres: Mucho Lote 1, troncal de la Metrovía 25 de Julio y explanada del estadio Modelo Alberto Spencer.

Nagib Chagerben, subdirector de Prevención y Respuesta del cabildo porteño, explicó que para rezagados-mayores a 18 años-que requieren primera dosis se vacuna con CanSino o AstraZeneca. Para los que requieren de segunda dosis se aplican Sinovac, Pzifer y AstraZeneca.

Publicidad

En esos puntos están vacunando a grupos de 12 a 17 años, de 18 a 60, adultos mayores y personas con enfermedades catastróficas, dijo Chagerben, jefe de logística de los vacunatorios.

Hasta la semana 27 de vacunación, unas 768.000 personas estaban vacunadas en Guayaquil. Se reportó un ligero incremento en la última semana.

Vacunación a escolares avanza, pero regreso presencial normal se definirá una vez que termine proceso

En la ciudad, la incidencia de casos de COVID-19 han bajado, al igual que la cifra de muertes. En Ecuador se registró este miércoles 569 nuevos casos de contagio por el COVID-19 y 3 muertos confirmados, según el informe diario difundido por el Ministerio de Salud Pública.

La cifra acumulada de contagios trepó a 514.656 positivos durante la pandemia, mientras que la cifra de muertos ascendió a 23.331, a los que se suman 9.611 “fallecidos probables” con la enfermedad, para un total de 32.942 defunciones.

La provincia de Pichincha es la que mayor cantidad de casos de contagio acumula, con 191.346 positivos, 382 nuevos respecto a la víspera; seguida de la costera de Guayas, cuya capital es Guayaquil, con 71.408 (37 adicionales).

Mientras prosigue la vacunación, el Gobierno anunció ayer que a partir de noviembre las personas de 65 años y más empezarán a recibir la tercera dosis en contra del coronavirus.

Publicidad

Ese fue el anuncio que hizo la ministra de Salud, Ximena Garzón, sobre las metas del Gobierno con respecto a la vacunación anticoronavirus para el último trimestre del 2021.

Agregó que también se protegerá a las personas con problemas inmunitarios, pero no dio detalles de cómo será el proceso.

La funcionaria participó en un foro virtual organizado por el Banco Mundial (BM) sobre vacunación, en donde se refirió a la experiencia ecuatoriana del plan que aplica el régimen de Guillermo Lasso desde mayo pasado.

9 dudas sobre la vacunación contra el COVID-19 a niños de 5 a 11 años

La tercera dosis empezó a aplicarse desde el pasado lunes 18 de octubre al personal médico que recibió la primera dosis a inicios de año. Se lo hará en dos fases entre octubre y noviembre.

El principal objetivo gubernamental a diciembre es cubrir al 85 % de la población ecuatoriana que incluye a rezagados de 18 años y más, a quienes se aplica AstraZeneca y CanSino si es que son primeras dosis y Pfizer, AstraZeneca y Sinovac si es que son segundas dosis; segundas dosis a la población entre 12 y 17 años 11 meses y 29 días; y a población de 5 a 11 años, que inició el pasado lunes 18 de octubre.

Al 20 de octubre, según Garzón, se han vacunado 10´300.000 personas.

De acuerdo con el vacunómetro, una herramienta creada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) para dar a conocer cómo marcha el plan de vacunación, se han colocado con corte al 19 de octubre, 11´402.145 primeras dosis y 10´090.387 segundas dosis.

La meta gubernamental es vacunar a 16´096.525 habitantes de una población de más de 17´750.000.

A criterio de la funcionaria, se está “controlando la pandemia”, que atribuyó a la definición de metas y estrategias para vacunar a cada grupo prioritario.

Acerca de la situación epidemiológica, aseguró, se ha reducido el exceso de mortalidad que llegó a más de 250 % y ha bajado a 9,7 %, que es prácticamente -indicó- igual que antes de la pandemia.

Expresó que se han aplicado seis factores en el plan: la consecución de vacunas, la conformación de un equipo técnico, apoyo social, corresponsabilidad ciudadana, liderazgo de esa cartera de Estado, control epidemiológico.

El control epidemiológico ha incluido: búsqueda activa de casos, rastreo de contactos, seguimiento de casos sospechosos, vacunación a personas que no hayan sido vacunadas o completar el esquema de dos dosis, apoyo logístico interinstitucional.

“Ya no tenemos congestión en las unidades de cuidados intensivos. Hemos podido retomar las actividades hospitalarias normales en nuestro país”, dijo.

Al plan lo denominó rápido y masivo que influyó en la situación hospitalaria aproximadamente un mes y medio después de su implementación, en mayo pasado. (I)