Aurelio Paredes caminaba por la calle Argüelles y la C, en el barrio del Centenario, la tarde del miércoles. Recorría los exteriores de varias casas nombrando a los personajes que las habitaron décadas atrás.

Que aún existen inmuebles de los años 30, decía Paredes. En esa época, contó, comenzaron a habitar los primeros ciudadanos en el barrio, cuya denominación se origina por la conmemoración del centenario de la independencia de Guayaquil, gestada el 9 de octubre de 1820.

Paredes, quien es cronista, forma parte de la Fundación Bienvenido Guayaquil, que este domingo 28 realizará una tertulia pedestre en el barrio del Centenario, para visibilizar el aporte histórico de las viviendas que se mantienen en pie en esta zona del sur porteño.

El cronista recordó a varios personajes que habitaron en esa zona del sur. Nombró, por ejemplo, al político guayaquileño Carlos Luis Plaza Dañín, al exalcalde Jaime Nebot Saadi, el expresidente Gustavo Noboa Bejarano, entre otros.

Publicidad

Sobre los inicios de este barrio, Fernando Mancero, investigador histórico e integrante de la fundación, explicó que en el año 1915 Rafael Guerrero Martínez compró una parte de la hacienda La Esperanza a los hermanos Robles Chambers. Luego adquirió otros terrenos que pertenecían a Jockey Club, con el objetivo de planificar el primer barrio residencial de la ciudad.

Familias de clases pudientes, diplomáticos y políticos habitaron por décadas en el barrio Centenario. Foto: El Universo

“Don Rafael Guerrero Martínez es el dueño del proyecto en el que se promociona una nueva forma de vivir desconocida para los guayaquileños. En primer lugar una urbanización planificada que nunca había existido, y en segundo lugar, casas de cemento, de concreto. Para aquel entonces todavía la mayoría de los ciudadanos, incluso los más acaudalados, vivían en casas de madera o en casas mixtas. Este nuevo estilo de vida en casas de material noble era una novedad”, explicó Mancero.

Barrio Centenario, ideado para los más pudientes, arriba al centenario

No fue sino hasta la década del 30 en que comenzó a poblarse este espacio. “En 1930 vino la mayoría de gente pudiente de Guayaquil a asentarse aquí, a comprar terrenos grandes, contrataron arquitectos que vinieron de Italia, de Europa, para que hagan estas bellas casas, en su interior tienen tantos detalles hechos de mármol. Estas casas se convirtieron en palacetes”, refirió Alejandro Elías, también integrante de la fundación Bienvenido Guayaquil.

Arquitectos extranjeros como Francesco Maccaferri y Enrico Pacciani participaron en el diseño de varios inmuebles situados en el barrio del Centenario.

Mancero explicó que el objetivo de este coloquio será el de mostrar el patrimonio arquitectónico de inmuebles en el barrio para que sean protegidos.

“Nosotros (Fundación Bienvenido Guayaquil) tenemos un listado de más o menos 30 casas (para ser denominadas patrimoniales), porque hay algunas otras que ya no lo son porque las han remodelado tanto que están echadas a perder, ya son otra casa”, sostuvo el investigador.

Publicidad

El recorrido culminará en la casa Santisabel, ubicada en las calles Dolores Sucre y Maracaibo. Es una villa que tiene características de la arquitectura española y posee detalles como madera, mosaicos, granitos de diseño original. Este inmueble perteneció a la familia Maspons Febres-Cordero, pero la entregaron en donación a la comunidad salesiana.

“La particularidad es que no ha sido intervenida, no ha sido remodelada, por lo tanto representa el gusto de la época, estamos hablando de finales de los años 40″, refirió Mancero.

Alejandro Elías, Ivonne Pinzón, Aurelio Paredes y Ronald Rodríguez, miembros de la Fundación Bienvenido Guayaquil. Foto: El Universo

Otro espacio que cuenta con un valor histórico es la casa destinada para el jefe de la Primera Zona Naval. El inmueble está ubicado en las calles Maracaibo y José Salcedo.

“La casa era originalmente de Joseph Gorelik, que fue cónsul de Estados Unidos, fue un hombre de negocios y filántropo. Al regresar a Estados Unidos, él la vendió y la compró la Marina”, refirió Mancero.

Actualmente, el barrio del Centenario está conformado por un cuadrante de 26 manzanas y limita con la calle El Oro, en el norte; Rosa Borja de Ycaza, en el este, Bogotá, en el oeste; y Francisco Segura, en el sur. Al menos 305 viviendas están ubicadas en ese sector.

Este domingo 28, el recorrido comenzará a las 09:00 en las calles El Oro y Rosa Borja de Ycaza. En el coloquio, los ciudadanos Arcadio Arosemena, Javier Castillo, Rosa Amelia Alvarado, Leticia Pino, Marisol Ycaza compartirán historias y datos sobre el barrio. (I)