Residentes y moradores de la urbanización Villa Bonita, en el noroeste, ayer realizaron sus compras y actividades con temor por la zona en medio del olor a combustible y los trabajos de limpieza que realizan dos retroexcavadoras en un parterre central que tenía planes de ser parque lineal, pero ahora se conoce que pasa un poliducto de combustibles.

El pasado sábado vecinos de esa zona se percataron de un ‘charco’ de combustible que se había derramado a causa de un daño en uno de los ductos.

Petroecuador informó que se encuentran tres ductos: Pascuales-Cuenca, Monteverde-El Chorrillo y Santo Domingo-Pascuales, en ese sector de Villa Bonita, en Pascuales. Y que debido a esa eventualidad del derrame, se implementaron medidas de contingencia y realizó inmediatamente actividades de inspección, contingencia, reparación y limpieza en la zona, descartando daños en estas infraestructuras de transporte.

Se detalló, además, que se corroboró que el evento, suscitado el pasado 18 de septiembre, fue causado por corrosión externa, falla de recubrimiento y pérdida de cama de arena, donde se asientan los ductos.

Publicidad

“Al momento se han detectado tres puntos de fuga por corrosión externa y una abolladura por golpe en la tubería. Es importante señalar que no se ha podido realizar la cuantificación exacta del producto derramado debido a que se debe culminar el bombeo de la partida donde se registra el faltante en el balance de movimiento de productos”, se informó la tarde de ayer.

Continúan con labores de limpieza y verifican si hay otros daños en zona de fuga de combustible en el sector de Villa Bonita, noroeste de Guayaquil

Korey Véliz, líder barrial del sector Villa Bonita, explicó que como residente hace cuatro años en ese sector tanto ella como la mayoría de los habitantes desconocían que en ese espacio pasaban tres ductos y que al haber falta de señalización en esa zona las personas se movilizaban por encima de ese espacio, justamente por desconocimiento.

“Cuántos años viviendo aquí, muchos compramos sin saber que aquí mismo pasaban estos ductos, unos con más de 30 años de vida útil, imagínese el mercado mismo que se ha asentado aquí está frente a este espacio, este es el corazón comercial de la zona, me parece muy peligroso”, lamentó la mujer.

Comerciantes de ese mercado explicaron que más de 20 personas ya tienen sus puestos de lunes a domingo en ese punto, pero que los fines de semana se llena de otros vendedores que llegan con camiones para hacer su venta, y que el último sábado, día de la fuga, llegaron algunos camiones a vender verduras y otros alimentos, por lo que se ubicaron en esa zona y presumen que eso causó que se acabe de realizar la fuga del combustible.

“Muchos vendedores llegaron a ubicarse a una especie de feria de venta de verde, frutas, hortalizas y otros insumos alimenticios, ellos se asentaron allí, parece que ahí ocurrió el derrame, pero no nos dimos cuenta hasta que más tarde otro vecino se acercó y vio un charco negro”, alertó.

Trabajadores del mercado comentaron que de inmediato se dio la alarma en el sitio, pero no hubo un cerco inmediato. “Aquí lo que detectaron la fuga fueron los señores del mercado, ni siquiera los vigilantes de Petroecuador. No llegaron a tiempo, una respuesta inmediata. No sabemos si aún se mantiene el peligro de que estas líneas aún se mantengan aquí. La gente está aterrada, asustada oliendo desde el sábado”, comentó.

Publicidad

Entre otras acciones, la empresa pública tiene previsto realizar, en octubre y noviembre, el remplazo de tramos de tuberías de acuerdo con la longitud determinada técnicamente en el sector. Además, para el próximo año, se inspeccionará la integridad mecánica de la tubería de todos los poliductos de que atraviesan la Costa ecuatoriana de acuerdo con un cronograma programado como medida de prevención.

En el comunicado, EP Petroecuador también detalló que tomó las medidas necesarias para evitar mayores afectaciones en el lugar, como parte de sus políticas de responsabilidad social y ambiental, apegados a la normativa vigente.

Ayer personal de maquinarias y obreros retiraron la tierra contaminada para seguir despejando la zona.

Moradores se agruparán en esta semana

Residentes de Villa Bonita indicaron que coordinan entre vecinos para hacer eco de las necesidades de esa zona como el tema del poliducto, así como otros inconvenientes que sufren. “También tenemos un problema en la zanja. En este momento nos sentimos asustados y engañados porque nos dijeron que ese espacio iba a ser parque lineal para todos, pero es una bomba de tiempo si eso sigue siendo transitado por los habitantes, podría ocurrir alguna desgracias, debe tener cerco, estar con señalética”, lamentó. (I)