Personal del Cuerpo de Ingenieros del Ejército trabajó por varias horas este sábado en el noroeste de Guayaquil para contener una fuga de combustible de una de las líneas de transporte de derivados de petróleo estatal que atraviesa el plan habitacional Mi Lote.

Moradores de la urbanización Villa Bonita que transitaban por el área percibieron el olor y la humedad en la tierra de un parterre central, considerado zona de exclusión para cualquier actividad por el funcionamiento de las tuberías.

El olor se percibió en varias etapas de esta zona residencial.

Pasadas las 21:00, los trabajos se suspendieron. Un soldado que custodia la zona acordonada por la fuga de combustible aseguró que se contuvo la situación y que mañana se reanudarán los trabajos.

Hasta el momento no hay un pronunciamiento oficial al respecto. (I)