Los reiterados asaltos y robos que se registran en el sector Mucho Lote 2, norte de Guayaquil, mantienen en zozobra a sus habitantes. Su malestar se centra en la tardía acción policial luego de las denuncias.

La última semana, un grupo de moradores realizó un plantón en una de las vías de acceso para solicitar la construcción de una Unidad de Policía Comunitaria (UPC).

Kléver Solando, líder comunitario de Mucho Lote 2, comentó que han hecho este pedido desde hace varios años. El tiempo de reacción de la Policía es de más de 30 minutos a partir de la alerta de un asalto o robo.

“Para tener un UPC nos piden que el índice delincuencial sea alto en la zona. Pero muchas denuncias no se hacen porque las autoridades no actúan. Aquí son frecuentes los asaltos”, explicó Solando.

Publicidad

Otro de los requisitos es tener un terreno para la ubicación de la UPC. Ante esto, Solando indicó que se han enviado misivas al Municipio de Guayaquil para que done uno de los terrenos en ese sector.

“Nosotros podemos hacer cuotas entre los moradores para la construcción de la UPC, aquí somos 10.000 habitantes, tranquilamente podemos financiar sin tener que pedir al Ministerio de Gobierno”, dijo.

Los moradores han observado un predio frente a la autopista Narcisa de Jesús para la construcción de la Unidad de Policía Comunitaria. El sitio está abandonado actualmente.

Según Solando, este espacio iba a ser entregado por el cabildo guayaquileño a una organización religiosa.

José Vélez ha sido víctima de la delincuencia. Hace varios meses, sujetos ingresaron a su domicilio y le sustrajeron sus pertenencias. “Ahora están robando en el paso peatonal. A eso de las cinco y media de la mañana, diez de la mañana, dos de la tarde, cuando no hay mucha gente, asaltan a las personas que esperan el bus”, manifestó.

En Urdesa, los dueños de negocios y clientes ven con alegría que vuelve el movimiento

Relató que, hace pocas semanas, a una ciudadana que acudía a misa le sustrajeron su carro desde el parqueadero.

Publicidad

“Esta UPC no solo serviría a Mucho Lote 2, sino a algunas ciudadelas que están aquí sobre la autopista. Los servicios policiales podrían cubrir a más de 80.000 personas que viven en toda esta zona”, dijo Luis Tomalá, morador del sector.

Ellos aspiran a que el cabildo les pueda otorgar, en forma de donación o comodato, un espacio en la zona para la UPC.

Manifestó que seguirán insistiendo al municipio porteño para obtener este espacio

Control de tránsito

Otra de las quejas de los moradores de Mucho Lote 2 es la falta de señalización en varias calles, sobre todo las de entrada y salida de la ciudadela.

“En la calle Costanera llega un punto en que la vía cambia de sentido y siempre hay confusión, sobre todo en los que no conocen el lugar”, manifestó Solando.

También lamentaron que el proyecto del malecón en Mucho Lote solo quedó en papeles. “El Municipio no ha vuelto a tocar ese tema con nosotros, y fue ofrecimiento de campaña”, refirió Solando. (I)