Rosalía Pincay, de 68 años, tomaba las flores amarillas de uno de los seis guayacanes que florecieron en el parque Guamote, en el sector de Pascuales, noroeste de Guayaquil. Ella les lanzaba las flores a sus nietas Zamara y Alaia, quienes corrían y gritaban de la emoción.

Este es uno de los seis guayacanes florecidos en ese parque. Al pasar por la avenida Perimetral se observa una huella amarilla entre tanto cemento.

“Tienen una semana recién, ya uno floreció primerito y se quedó con poquitas flores nomás, luego los hermanitos ya están bien frondosos, cargaditos, se ve bien bonito”, dijo Rosalía mientras recorría el parque que está compuesto por una cancha de índor y un área de juego para niños y bancas.

Publicidad

Moradores apadrinaron árboles para recuperar el área verde a lo largo de la vía a la costa

En Guayaquil hay más de cinco lugares que evidencian ya el florecimiento de esta especie: guayacán amarillo. Estos son en la autopista Narcisa de Jesús, en el intercambiador de tráfico entre la avenida Perimetral y la avenida Francisco de Orellana, allí también hay otros árboles florecidos. También en el sector de Pascuales y parque Samanes.

Hay otro grupo de guayacanes en vía a la costa, a la altura del kilómetro 17, también en la parte de atrás del santuario de Schoenstatt.

Julián Pérez, catedrático especialista en gestión ambiental, explicó que este florecimiento se da acorde a las condiciones climáticas.

Publicidad

“Se adelantaron lluvias en octubre y ya empezaron a florecer. Estos árboles obedecen a los cambios ambientales, a la precipitación y presión atmosférica”, comentó el experto.

Árboles florecen en la vía Perimetral por lluvias anticipadas. Foto: José Beltrán/ El Universo Foto: El Universo

Él refirió que en este año han florecido dos veces debido a que a inicios de año las lluvias tuvieron un retraso y es por eso que este 2023 han florecido dos veces en la costa.

Publicidad

Añadió que las flores se polinizan y producen semillas que aprovechan la época lluviosa para germinar y crecer.

Al inicio de la autopista Narcisa de Jesús, cerca a la terminal terrestre hay varios árboles de guayacán, unos pequeños aún, otros que están iniciando su etapa de florecimiento.

“Da gusto ver los árboles florecidos, ese verdor y ese tono amarillo que contrastan”, comentó Fabiana, residente de Mucho Lote 2, quien transita por la autopista y Perimetral debido a su trabajo.

Los vecinos de Guamote, en Pascuales, se mostraron contentos con el florecimiento de los guayacanes. “Dan alegría, los niños quieren ir a jugar, no pudimos viajar, pero al menos la naturaleza nos sorprendió con este florecimiento de estos árboles bonitos”, dijo Rosalía, quien vive en la esquina de ese parque con sus hijos.

Publicidad

Este fin de semana, guayaquileños acudieron a visitar sitios como Colimes, Los Lojas (en Daule), parque Samanes, para disfrutar del florecimiento de esta especie. Allí tomaron fotos, hicieron videos para registrar este evento natural que llena de color el paisaje.

La Prefectura del Guayas resaltó la belleza de este espectáculo con varias fotos y recomendaciones para quienes salen a visitar estos espacios.

“El inicio de la época lluviosa provoca el florecimiento de esta especie en el lapso de cinco días. Al finalizar este proceso, sus flores caen y transforman el piso en una alfombra de color amarillo. Este acontecimiento atrae a miles de turistas en la Hacienda Las Habras y Las Colembas en Colimes. Considerando que el bosque de guayacanes se encuentra ubicado en una zona seca tropical, te sugerimos vestir ropa ligera, zapatos cómodos, gorra, protector solar y un paraguas”, sugirió. (I)