La Jefatura de Control de Vectores cuenta con un plan emergente ante la proximidad del fenómeno de El Niño, indica el Municipio de Guayaquil.

Esta jefatura dispone de 82 operarios de fumigación y desratización, entre hombres y mujeres, que además realizan la socialización de su trabajo puerta a puerta.

Publicidad

Para combatir las enfermedades que puedan causar las lluvias, el personal estará dividido en brigadas que trabajarán con un cronograma establecido con el objetivo de llevar sus servicios a las zonas más vulnerables de la ciudad.

Los funcionarios cuentan con 50 motomochilas portátiles para la fumigación intradomiciliaria.

El cabildo porteño indica que la misión de la Jefatura de Control de Vectores es atender a todos los ciudadanos y prevenir casos de dengue o leptospirosis, manteniendo siempre comunicación con el Ministerio de Salud Pública (MSP). (I)