Unas 500 personas celebraban un culto religioso este domingo 16 en el interior de una iglesia ubicada en avenida Machala entre Ayacucho y Manabí, en el centro de Guayaquil.

Las personas asistieron a esta actividad incumpliendo las restricciones de movilidad, pues este domingo regía el toque de queda en 16 provincias, entre ellas Guayas.

Luego de denuncias ciudadanas, personal de la Intendencia de Policía llegó al sitio y suspendieron el culto. Los asistentes fueron retirados del sitio y los organizadores llevados ante las autoridades respectivas. El templo fue clausurado.

“Según nos indicaron, ellos están aquí desde el viernes en un evento religioso, incluso hemos comprobado que muchos de ellos pernoctaban aquí mismo en los pisos superiores, durmiendo en colchones que estaban en el piso uno junto a otro”, manifestó Gino Vélez, intendente encargado de Policía del Guayas.

El funcionario agregó que incluso se evidenció a niños y adultos mayores en este templo, sin usar mascarillas. (I)