Pese a la intervención policial, los casos de violencia criminal persisten en las calles de Guayaquil. Dos nuevos asesinatos se reportaron entre la tarde del lunes 13 y madrugada de este martes 14 de septiembre.

Cerca de las 17:00 del lunes pasado, un menor de 17 años fue abatido en una de las vías del bloque 7 de Flor de Bastión, noroeste de Guayaquil. El crimen se reportó a pocos metros de un puesto móvil de la Policía instalado en ese sector.

El joven se movilizaba en una motocicleta cuando cuatro sujetos que se trasladaban en vehículos similares lo interceptaron para atacarlo en al menos cuatro ocasiones.

El cuerpo de la víctima quedó tendido sobre la calle de tierra.

Publicidad

Uno de los participantes en el hecho violento captó el asesinato en un teléfono móvil, señalaron testigos.

De acuerdo con información policial, la víctima no registraba antecedentes penales.

Esta madrugada, otro crimen se reportó en la Nueva Prosperina. A su arribo, equipos policiales recogieron indicios balísticos en la escena del asesinato.

Pablo Guachamín, jefe del distrito Nueva Prosperina, dijo que tras el ataque el cuerpo del hombre de 25 años fue llevado por sus allegados al interior de su domicilio. En el sitio, agentes se encargaron de realizar las diligencias investigativas para trasladar el cadáver al Laboratorio de Ciencias Forenses.

El ciudadano tenía un proceso judicial por robo y de manera periódica se presentaba ante la autoridad competente, agregó a los medios de comunicación.

Esta mañana, personal militar participó en un operativo de control de armas en vehículos y unidades de bus que circulaban por la vía Perimetral, a la altura de la isla Trinitaria, en el sur. (I)