Cinco locales clausurados y el desalojo de una cachinería fue el resultado de un operativo que realizó este jueves la Dirección de Justicia y Vigilancia del Municipio con acompañamiento de la Policía Nacional, en el centro de Guayaquil.

El punto del operativo se concentró en Franco Dávila, entre Quito y Pedro Moncayo. En el sitio, decenas de cachineros se habían tomado las aceras y la calle.

Objetos usados como repuestos de electrodomésticos, ropa, zapatos, juguetes, entre otros enseres, estaban expuestos en la vía sobre tendidos, lo que obstaculizaba el libre tránsito de personas.

Publicidad

Por ello se procedió al retiro de todos los objetos que luego fueron embarcados en un camión de la empresa Urvaseo.

Una vez despejada la calle, personal de la Comisaría Quinta Municipal recorrió los locales y talleres del sector. Como resultado, cinco establecimientos fueron clausurados por carecer de la tasa de habilitación, funcionar sin permisos y algunos fueron identificados por la Policía como focos de delincuencia. (I)