Cuadrillas municipales iniciaron la intervención de varias avenidas del norte y sur de Guayaquil.

En el paso a desnivel de la avenida Plaza Dañín, que cruza sobre la av. Francisco de Orellana, se reemplaza la capa asfáltica en un área de 5.068 metros cuadrados, en horario nocturno a fin de evitar problemas de congestionamiento de tránsito.

Ahora, cuadrillas de obreros con apoyo de maquinaria efectúan el fresado de la calzada (retiro de la capa asfáltica deteriorada) en el carril norte. A partir del martes se empezó la colocación de la nueva capa.

En paralelo, personal de Obras Públicas cumple con la primera fase de la reconstrucción del pavimento rígido de diez cuadras de la calle Argentina, una de las arterias viales de mayor tránsito en el suroeste de la ciudad.

En ocho meses se prevé completar la intervención total con pavimento de hormigón, entre la avenida Monseñor Antonio Mosquera (calle 38) y la 28, con una inversión de más de 1,2 millones de dólares.

Los trabajos incluyen la adecuación de aceras, bordillos y cunetas, además de la reconstrucción de cámaras y colectores de aguas lluvias, cajas de aguas servidas y reemplazo de las tapas de hormigón por otras de hierro dúctil.

Otros trabajos de reconformación de vías se replican en la avenida 26 SO entre Salinas y Jorge Perrone, Oriente y la 42, callejón 37 A SO y calle O’Connor, en la vía Perimetral (a la altura del hospital Universitario), Luis Urdaneta y av. del Ejército, entre otros sectores.

En otras zonas, moradores han reiterado el pedido de intervención de vías deterioradas. Por ejemplo, conductores que transitan por la ciudadela Simón Bolívar solicitan la colocación de una nueva capa de asfalto en la calle 14 A, que registra varios baches desde hace varios meses. (I)