Priorizar al peatón e integrar diversas modalidades alternas de transporte a la movilidad urbana es el enfoque de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) para sus proyectos en Guayaquil.

La ciclovía es uno de los planes que desarrolla el cabildo porteño desde hace varios meses. En una primera fase, estas rutas conectarán el oeste con el este de la ciudad y viceversa.

Las avenidas Barcelona, José María Velasco Ibarra o la calle 10 de Agosto son algunas de las vías por las que podrán cruzar los ciclistas en un espacio delimitado.

No obstante, la aplicación de las obras civiles de este proyecto han generado reclamos y críticas por parte de ciudadanos, que dicen verse afectados en sus negocios por el asentamiento de un carril exclusivo para los ciclistas.

Publicidad

Lili Arellano es administradora de una ferretería en las calles 10 de Agosto y García Moreno, centro de la ciudad. Comentó que el negocio lleva más de 40 años funcionando en el sitio.

Guayaquil: a $ 900.000 asciende presupuesto de obra de implementación y señalización de Ciclorruta 1, que estaría lista en julio

Hace pocos meses, obreros del cabildo delimitaron el carril izquierdo de la calle 10 de Agosto para el paso exclusivo de ciclistas. Para Arellano, esto le ha generado un problema, pues por los separadores de plástico instalados en la vía, varios clientes no pueden estacionarse junto a su negocio.

“La afectación va directamente al tema de los parqueos, el cliente viene a comprar cosas pesadas, porque todos los negocios por aquí vendemos productos pesados, herramientas, por lo que no pueden venir en una bicicleta y llevarlos, es imposible”, manifestó Arellano.

La ciudadana indicó que está de acuerdo en establecer zonas seguras para el tránsito de ciclistas, pero que el tramo donde se asienta su negocio no es el ideal, por el alto movimiento comercial que se registra a diario.

Además, una de las molestias es el nulo acercamiento al proyecto entre el Municipio y la comunidad. “Cuando pusieron esta primer área de ciclovía nunca vinieron, solo pusieron, adaptaron, nadie sabía lo que iba a pasar”, dijo Arellano.

Guayaquil, julio 4 de 2021.- Foto de la ciclovía en el centro de la ciudad. Foto Carlos Barros / El Universo. Foto: El Universo

Dos cuadras más adelante, en García Moreno y Aguirre, los esposos Miriam Núñez e Iván Bravo administran un local de venta de repuestos para vehículos desde hace más de tres décadas.

Publicidad

Sobre el lado de García Moreno, en las próximas semanas comenzarán a delimitar el carril exclusivo para ciclistas. Ellos están preocupados pues temen perder clientes.

“Nosotros no estamos en contra de la ciclovía, porque es desarrollo para la ciudad, pero no deben ponerla en sitios donde hay comercio. Tenemos empleados, pagamos impuestos. Nosotros cumplimos con todos los requisitos que un negocio tiene, pero también esperamos que sean recíprocos”, expresó Núñez.

Una ciclorruta de 100 km comienza a plasmarse en las calles de Guayaquil

Comentó que, paulatinamente, están tratando de recuperarse económicamente por la pandemia de COVID-19.

Coincidió en que ningún funcionario municipal se ha acercado al sitio para exponer el proyecto a los comerciantes y habitantes.

Por ello, junto con más de 60 personas, firmaron una misiva que enviaron a la ATM para que sean escuchados. No obstante, hasta el viernes 25 no recibían respuesta.

Aunque aún no está entregada la primera fase de esta obra, ciudadanos piden explicaciones por detalles que han observado en ciertos tramos.

Por ejemplo, en la avenida Barcelona, a pocos metros de la intersección con la avenida José María Velasco Ibarra, está instalado un paradero de buses junto a la ciclovía.

Pero los ciudadanos deben bajarse a más de 3 metros de la acera, por la ubicación de los separadores de plástico. Y además, en la calle se han sembrado árboles.

“Los buses no pueden acercarse al paradero por la ciclovía. Dejan a las personas casi a media calle. No se entiende lo que quisieron hacer aquí”, refirió Juan Gabriel Cepeda, habitante de la ciudadela Bellavista.

Moradores de ese sector, sobre todo quienes tienen sus viviendas hacia el lado de la avenida Barcelona, han reclamado desde hace algunos meses por la instalación de la ciclovía. Comentaron que no pueden estacionar sus vehículos en los exteriores de sus domicilios, pues pueden ser multados.

Gina Galeano, presidenta de la Mesa de Movilidad del Municipio de Guayaquil, explicó que la fase 1 de la ciclovía fue desarrollada luego del análisis sobre las zonas donde se registra el mayor número de ciudadanos utilizando la bicicleta para movilizarse. Y el primer sector es el suburbio.

Con funcionarios de las direcciones de Obras Públicas, Áreas Verdes, Urbanismo y ATM estructuraron la fase 1 de este proyecto de movilidad. Entre otros detalles, los funcionarios consideraron aspectos medioambientales, que en las vías no circule una alta cantidad de buses urbanos y la rapidez para avanzar de oeste a este y viceversa.

“Todas estas direcciones aportaron con equipo técnico diversificado, es decir, teníamos ingenieros, teníamos urbanistas, arquitectos especializados en materia de movilidad, de seguridad vial y el componente ciudadano que es vital para trazar un proyecto así”, explicó Galeano.

Agregó que en la actualidad se está trabajando en la ubicación de las paradas de buses que están junto al carril de la ciclovía.

“El proyecto contempla la ampliación de la acera para las paradas de buses con la finalidad de obviamente darle la seguridad al usuario del transporte público o al peatón que se acerca caminando hacia la parada”, manifestó Galeano.

Reiteró que las aceras también van a ser ampliadas en los tramos donde se han sembrado árboles. Además, en vías como la avenida Barcelona se instalarán cruces inteligentes, para que conductores reduzcan la velocidad de sus vehículos.

Galeano prevé que la fase 1 de la ciclovía sea entregada a finales de julio próximo.

No obstante, hay reparos a la estructura de esta obra. Para el arquitecto urbanista Felipe Rodríguez, “Guayaquil no tiene mucha tradición en planificación”.

“Aquí ahorita se les ocurrió la ciclovía, después de un tiempo se les va a ocurrir semipeatonalizar una calle, después de un tiempo, peatonalizar otra calle, cuando lo que hay que establecer es un plan maestro de espacio público”, refirió Rodríguez.

Explicó que la Municipalidad debe establecer los corredores de espacios públicos con una nueva visión, que integre a los comerciantes, al peatón, ciclistas y conductores. “El Municipio está enfocando las cosas como parches y eso no es planificación”, sostuvo el arquitecto.

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, explicó que se está analizando implementar otras rutas exclusivas para incentivar el ciclismo en la ciudad, los sábados y domingos.

“La ciclovía se ha hecho sobre calles construidas hace muchos años, que las veredas ya estaban allí, que las calles ya estaban allí, lo que hemos hecho es adaptar una vía que ha estado por muchos años ahí a los ciclistas”, refirió la alcaldesa. (I)