El sistema de salud de Guayaquil recibe más casos de COVID-19 en este último repunte. Las clínicas y hospitales ya aumentaron las camas tanto para hospitalización como para unidad de cuidados intensivos destinadas para contagiados de coronavirus, pero ante la continua llegada de pacientes, algunas se alistan para dar más espacio.

Guayaquil, al igual que en el resto del país, afronta una nueva ola de contagios, asociada principalmente a la variante ómicron. Al momento se han diagnosticado 6.306 casos nuevos de COVID-19, lo que equivale a un promedio de 901 contagiados diarios, según informó el viernes la alcaldesa Cynthia Viteri.

El reporte municipal indica que actualmente hay 151 pacientes hospitalizados por COVID-19 en las UCI de la red de salud de la ciudad. Esto corresponde al 90,41 % de ocupación.

En los hospitales del Ministerio de Salud la ocupación ronda el 96,15 %, en las clínicas privadas bordea el 87, 01% y en otras casas como las del IESS está en 89,47 %, según los datos divulgados por Viteri.

Publicidad

El escenario llevó al Comité de Operaciones de Emergencia cantonal a mantener la alerta 3 hasta el 31 de enero. Además, a pedido de la alcaldesa Cynthia Viteri, el COE resolvió que las clases virtuales en el cantón se mantengan por 30 días más.

Guayaquil sobrepasa las 10 muertes diarias por COVID-19. El miércoles se reportaron 16 fallecimientos


El doctor Juan Carlos Aveiga, director del hospital clínica Alcívar, explicó que tienen un piso entero destinado para COVID-19. En el área de hospitalización hay 15 camas ocupadas con 12 pacientes. “Hemos visto que sí están rotando, pacientes llegan, salen, llegan nuevos pacientes”, comentó el doctor.

Aveiga añadió que hay una novedad: pacientes que acuden por otra patología o accidente y se les detecta COVID-19. “Por nuestro protocolo, se realizan pruebas rápidas para poder ingresarlos y manejarlos correctamente. Han llegado accidentados que tenían COVID-19 y no sabían, pacientes infartados que han tenido COVID-19 positivo. Vienen con otro mal y se les detecta, ya se los maneja como COVID-19″, explicó.

Publicidad

Agregó que en el área UCI-COVID-19 se han mantenido tres pacientes de cuatro camas disponibles. “Uno está desde el 21 de diciembre, otro desde el 26 de diciembre y uno que ingresó antes de ayer. Dos de ellos no están vacunados. Nosotros estamos con protocolos en que aumenten los casos para tener todo listo si es que se necesita”, comentó Aveiga.

Dijo que otra medida de prevención que han tenido ante este pico de contagios de COVID-19 que atraviesa la ciudad es usar solo mascarillas KN-95, no quirúrgicas.

Hospital Luis Vernaza tiene el 50 % de su terapia intensiva con pacientes COVID-19. Prevén sumar más camas para los próximos días

Lo mismo ocurre en el Hospital Clínica Kennedy Alborada. El médico intensivista Alberto Campodónico, parte del staff de esa casa de salud, explicó que también se tomaron medidas de contingencia ante el aumento de casos.

“Es un área de terapia intensiva nueva que se adecuó hace seis meses. Antes pasaba con un paciente por semana y ahora hay cuatro intubados por COVID-19, dos intubados, dos que no están intubados″, detalló.

Publicidad

El Hospital Bicentenario, en el centro de Guayaquil, ha atendido hasta 1.200 pacientes al día. Jorge Guzmán Foto: El Universo

Agregó que en hospitalización hay 24 pacientes al momento en el área designada para COVID-19 y que se ha evidenciado una hospitalización más corta de cinco días, máximo siete días internados. “Solo los que están con cánula de alto flujo pasan de siete a diez días”, comentó.

En tanto que en el hospital Bicentenario de Guayaquil, en el centro, también se tiene previsto un plan de contingencia ante el aumento de casos. Hugo Guillén, director técnico de ese hospital municipal, explicó que se pueden habilitar en una fase inicial hasta 75 camas con oxígeno suplementario.

“Es decir para pacientes que requieren internación y tratamiento hospitalario, con cuadros de COVID-19 moderado, entiéndase pacientes que no requieren soporte ventilatorio”, explicó el funcionario.

COE de Guayaquil anuncia que las clases se mantendrán en modalidad virtual durante los próximos 30 días

Agregó que en una segunda fase, y solo en el caso de colapso de la red de salud pública, se podrían implementar camas de cuidados intermedios con equipos de alto flujo e incluso ventilación mecánica.

Publicidad

“Tenemos todo el contingente por el trabajo que se realizó durante la emergencia sanitaria, pero nuestro objetivo es descongestionar el primer y segundo nivel de atención para permitir que los hospitales de mayor complejidad atiendan los caso críticos”, explicó.

Añadió que al momento cuando se recibe un paciente en estado crítico se lo estabiliza e inmediatamente se pide cupo en un hospital de mayor complejidad del Ministerio de Salud o del IESS, según sea el caso. Al momento no hay hospitalizados, solo están en emergencia hasta la derivación respectiva. (I)