Una agencia especializada en publicidad para la transmisión de spots y cuñas que difundan las obras, los servicios y programas del Municipio de Guayaquil por canales y programas de radio y televisión por $ 2′734.734 sin IVA es una de las recientes adjudicaciones del cabildo en el área de Comunicación Social.

Antes, en julio de este 2021, el cabildo intentó contratar casi lo mismo. Ahí se habló de una agencia de medios para la difusión de servicios, obras y programas del Municipio en canales y programas de televisión y radio. El monto en ese mes era de $ 2′739.734 sin IVA, es decir, $ 5.000 más que en el proceso de ahora.

En ese entonces, primeros días de julio, volvieron a saltar las críticas ciudadanas y de representantes de organismos de la sociedad civil por el monto destinado en esa ocasión a la publicidad en tiempos de pandemia y de crisis económica. Luego de aquello el proceso fue declarado desierto, el 30 de julio, tras el rechazo y descalificación de las cuatro compañías invitadas y que presentaron sus propuestas, según consta en el portal del Servicio Nacional de Contratación Pública de Ecuador.

Críticas al Municipio de Guayaquil por contrato de $ 240.000 para ‘aromaterapia’ en 2019; cabildo afirma que plan benefició a más de 8.300 pacientes y que por el COVID-19 se suspendió

Este nuevo proceso de contratación, por $ 2′734.734 sin IVA, fue adjudicado por régimen especial (selección) a la empresa Optimización de Medios Directos, OPMED S. A., una de las cuatro firmas invitadas que participaron en el proceso de julio anterior, cuando se intentó contratar, sin éxito, a la agencia de medios.

Publicidad

La adjudicación por $ 2′734.734 (sin IVA) se hizo el pasado 8 de septiembre, y la prestación del servicio, tras la firma del contrato, es de un año (365 días) o hasta que se termine el monto fijado. Este proceso fue subido al portal de Compras Públicas el 13 de agosto de este 2021.

Andrea González Ramírez, directora de Comunicación Social, Prensa y Publicidad del Municipio de Guayaquil, fue quien solicitó iniciar los trámites municipales para la contratación de la agencia de publicidad el 10 de agosto pasado (mediante oficio interno).

Y ella mismo sugirió que se invitara a las firmas Ecuatoriana de Publicidad y Medios, Ecuapubli S. A.; Optimización de Medios Directos, OPMED S. A.; Burgostalaika S. A.; y Múltiples Servicios Publicitarios S. A. En los documentos, que están en el portal de Compras Públicas, se indica también que la contratación constaba en el Plan Anual de Contrataciones y que tenía la Certificación de Disponibilidad Presupuestaria 0413-2021 de fecha 3 de junio de 2021, suscrita por la jefa encargada de presupuesto del cabildo.

Municipio de Guayaquil adjudicó, en pico de pandemia, $ 445.000 para elaborar seis pinturas al óleo

Igual ocurrió cuando se intentó contratar, en julio, por $ 2′739.734 a la agencia de medios. Ahí, González, la directora de Comunicación del Municipio, pidió el 15 de junio del 2021, en el cabildo, iniciar los trámites para aquella contratación. Y el 5 de julio, González sugirió invitar a este proceso a las firmas Táctica Publicitaria S. A., Tactisa; Artic Publicidad S. A.; Optimización de Medios Directos, OPMED S. A.; y Publicitas Compañía Anónima de Publicidad.

En ambos casos, González sugirió invitar a Optimización de Medios Directos, OPMED S. A., que en septiembre ganó el contrato como agencia de publicidad.

“(…) El Municipio de Guayaquil cuenta con una Dirección de Comunicación cuya tarea, entre otras, es informar a los guayaquileños cómo acceder y beneficiarse de los servicios y obras que realiza a diario la institución municipal. Los contenidos que se generan se difunden a través de los medios de comunicación que tienen la última palabra de qué se publica y qué no, como la periodista debe saberlo por su amplia experiencia. Insinuar que no se necesita difundir contenidos por medio de la publicidad porque hay un equipo de comunicación equivale a asegurar que lo que publican los medios es publicidad y no contenidos periodísticos”, esta es parte de la respuesta que Andrea González dio a este Diario.

Publicidad

Eso dijo ante la pregunta de si es necesario destinar el monto de $ 2,7 millones para promover las obras y servicios de la Alcaldía adicionalmente a los medios y herramientas que tienen para promocionar las obras (como los equipos de Comunicación en casi todas las áreas, boletines y otros), en tiempos de pandemia y de crisis económica. Interrogante que planteó este Diario vía correo electrónico.

“Por otro lado, se hace mención a la pandemia y la crisis económica que vive actualmente el país. Gracias a la vacunación, en la que el Municipio de Guayaquil ha aportado todo su contingente, los contagios han disminuido, creando las condiciones necesarias para la reactivación de servicios y obras que el Municipio había suspendido por las normas de bioseguridad. Es por eso que surge la necesidad de difundir esta información a los guayaquileños para que puedan acceder a estos beneficios. La reactivación de servicios y de obras impulsa la recuperación económica, lo que crea un círculo virtuoso en la generación de fuentes de empleo”, prosigue González.

Y agrega: “Por supuesto, ningún medio de comunicación, por más responsabilidad que posea, va a publicar a diario esta información. De allí que se hace necesaria la difusión de contenidos por medio de la publicidad que, por cierto, no debe ser abordada desde el prejuicio puesto que constituye una importante fuente de financiamiento de los medios y a su vez sirve para pagar a sus trabajadores”.

Según González, quien recalca “superar prejuicios en torno a la publicidad y no confundir o considerar como sinónimos periodismo, comunicación y publicidad, este nuevo contrato de publicidad todavía no entra en vigencia, ya que se encuentra en la etapa final, dice.

El documento en el que consta la adjudicación a empresa por casi 3 millones de dólares para publicidad de servicios y obras del Municipio de Guayaquil.

Otros contratos de servicios y obras que tiene el Municipio en el portal de Compras Públicas cuestan menos que el adjudicado para publicidad. Un ejemplo es el de remodelación de las unidades educativas Hideyo Noguchi, Bernardita Correa, Ileana Espinel Cedeño y Vicente Piedrahita, que cuesta $ 844.023,22 y actualmente está en la fase de preguntas y respuestas.

Otro contrato de menor costo y de servicio a la ciudadanía es la reconstrucción de peatonales con adoquines a colores en zonas de Sauces 1, 3, 4, 5, 6, 8 y 9, que vale $ 1′120.769,42 y que también está en fase de preguntas y respuestas. O el de mantenimiento vial con pavimento de hormigón asfáltico en calles y avenidas de la cooperativa Puertas del Sol y de la urbanización Puerto Azul, parroquia Tarqui, que está en $ 1′586.430,60 sin IVA, entre otros.

Escritoras exponen su malestar por proyecto municipal Letras Vivas; no hay retribución económica para autores de frases plasmadas en paredes

Ya otros contratos efectuados por el Municipio —como Letras Vivas, por más de $ 389.350 más IVA, en el que hubo denuncias de plagio y sobreprecio; los doce contratos de limpieza del 2020 en zonas regeneradas; el de Óleos del Bicentenario (seis cuadros en óleo), por $ 445.000, que se había adjudicado pero que no se firmó, y otros que se dieron en el pico de la pandemia del COVID-19 y en tiempo de crisis económica— causaron rechazos ciudadanos y críticas a la administración municipal por el destino del dinero público y la prioridad para escoger las obras que necesita Guayaquil.

Cuando salieron a la luz aquellos contratos y los cuestionamientos, la alcaldesa Cynthia Viteri suspendió aquellos procesos y pidió incluso investigación fiscal y examen especial de Contraloría General para algunos de estos. Después, la Fiscalía abrió procesos investigativos respectivos.

Otro de los contratos que se hicieron polémicos fue el de casi $ 240.000 por el servicio de naturópatas y aromaterapia que se adjudicó en diciembre del 2019, pero que se conoció y se viralizó sobre todo en redes sociales a finales del mes pasado. Ahí, el Municipio dijo que aquel servicio fue suspendido con la llegada de la pandemia del COVID-19 y que benefició a más de 8.300 pacientes de la ciudad. (I)