Los niños y jóvenes que reciben tratamiento contra las adicciones en la comunidad terapéutica San Juan Pablo II de la Arquidiócesis de Guayaquil contarán con una cancha deportiva para incentivar su desarrollo físico, emocional e intelectual.

Este espacio será inaugurado este miércoles 22 en presencia de los benefactores de esa obra, Juan Doumet y su esposa, Olga Eljuri, quienes develarán una placa en honor de Fuad Dassum Armendáriz y en memoria de su esposa, Marie Aivas.

La Arquidiócesis de Guayaquil señaló que con la cancha se busca crear hábitos saludables y promover la constancia, el compromiso, además de mejorar la autoestima de los pacientes en recuperación.

Este centro, que se ubica en la avenida de las Américas e Isidro Ayora, en el norte, cuenta con la certificación de la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess). Entre sus programas ofrece evaluación diagnóstica médica y psicológica, atención de salud permanente durante el periodo de abstinencia, terapias psicológicas, tratamiento psiquiátrico y terapias vivenciales.

En el acto de este miércoles 22 se prevé también la asistencia del arzobispo de Guayaquil, Luis Cabrera, y el monseñor Antonio Arregui, arzobispo emérito de la ciudad. (I)