El Municipio de Guayaquil desplazó este sábado una cuadrilla de obreros a la calle Machala, centro de la ciudad, dentro de un nuevo frente de trabajo para eliminar los baches que se evidencian sobre la carpeta asfáltica.

Entre los jornaleros constaban operarios de maquinaria pesada, los que iniciaron su labor en la zona del cementerio patrimonial, en la ruta norte-centro de la ciudad.

Los obreros procedieron con el taponamiento de huecos a lo largo de la calle Machala. Un supervisor de la Dirección municipal de Obras Públicas indicó que avanzarían hasta la calle Gómez Rendón, un tramo de más de quince cuadras.

Por efecto de las lluvias, la carpeta asfáltica de Guayaquil evidencia deterioro en un sinnúmero de puntos, por lo que el cabildo activó varios frentes de trabajo.

Baches se multiplican en Guayaquil y motivan la utilización del lote de reserva de asfalto

Así, hay otras cuadrillas, por ejemplo, a lo largo de la calle Cuenca. En el norte se efectúan trabajos en Mucho Lote 1. En días anteriores, grupos terminaron la intervención de la calle Rumichaca y su cruce con la avenida 9 de Octubre.

Molestias en conductores por baches y mal estado de calles en Guayaquil

Al mediodía, las labores en la calle Machala repercutieron en la formación de una columna de carros de más de un kilómetro de longitud. Conductores avanzaban lento desde el paso a desnivel de la avenida de las Américas hasta la calle Vicente de Piedrahíta.

En la zona del cementerio patrimonial, agentes de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) apuraban a los choferes en un intento de normalizar el flujo vehicular. (I)