En Guayaquil se destacaron profesionales en diversos campos como la medicina y educación. El médico Julián Coronel Oyarvide aportó con sus conocimientos en el desarrollo de la urbe porteña, que hace pocas semanas celebró el bicentenario de su independencia ante el yugo español.

Hijo de José Julián Coronel Matheus e Ignacia Oyarvide Acevedo, nació en la urbe porteña el 16 de junio de 1845.

En la Enciclopedia del Ecuador, el extinto cronista Efrén Avilés Pino narró que Coronel realizó sus primeros estudios con el preceptor Camilo Echanique. En esa época, el país vivía cambios políticos y sociales por la Revolución Marcista, que puso fin al poder del presidente Juan José Flores.

En 1858, Coronel ingresó al Colegio San Vicente del Guayas (hoy Vicente Rocafuerte). Ante el cierre de esta institución, se trasladó a Quito para estudiar en el Seminario de San Luis, en el que se graduó en 1865.

Publicidad

Viajó a Estados Unidos e ingresó a la New York University, donde estudió Medicina, luego acudió a la Facultad de Medicina en la Sorbona de París, en Francia, donde obtuvo su título de doctor en 1873.

Ya en Guayaquil ejerció su profesión en el Hospital Civil (actual Luis Vernaza). El 7 de noviembre de 1877, junto con los médicos Pedro J. Boloña, Manuel Pacheco y Federico Matheus, creó la Facultad de Medicina de la Junta Universitaria de Guayaquil. En 1883 fue designado subdecano.

Julián Coronel fue uno de los personajes que firmaron el Acta de Pronunciamiento que culminó con la Revolución Liberal en 1895. Dos años después fue designado decano de la Facultad de Medicina por el presidente Eloy Alfaro.

El Congreso Nacional, en 1901, nombró a Coronel rector de la Universidad de Guayaquil, cargo en el que se desempeñaría hasta 1906.

Seis años después volvería a ser nombrado primera autoridad de esta universidad guayaquileña, en la segunda presidencia de Leonidas Plaza.

En ese periodo, que se extendió hasta 1912, Coronel impulsó la construcción de la Casona Universitaria, dotándola con laboratorios y otras áreas.

Publicidad

En el año 1919, Coronel aportó para la culminación del Anfiteatro Anatómico de esta institución, que como homenaje a su legado lleva su nombre.

Dentro del campo médico, fue socio fundador de la Sociedad Médico-Quirúrgica del Guayas y también laboró en el hospital Alejandro Mann.

Coronel murió en Guayaquil el 29 de mayo de 1929.

Calle en honor a Julián Coronel; su vivienda reposa en parque Histórico

Una arteria vial en el centro de Guayaquil fue denominada Julián Coronel en el siglo pasado en honor a este ilustre médico.

Antes era conocida como la calle de la Amargura, pues allí se apostaban la Cárcel Municipal, el Hospital Civil, el Cementerio General, el anfiteatro anatómico y el Hospicio Corazón de Jesús, la mayoría de ellos administrados por la Junta de Beneficencia porteña.

Sobre esta céntrica vía se transportarán las cabinas de la Aerovía, que comenzará a operar en diciembre próximo.

Una sala del hospital Luis Vernaza tomó la denominación de Julián Coronel, así como una clínica fundada por el médico Juan Tanca Marengo.

La vivienda donde habitó Coronel, en el siglo pasado, estaba ubicada entre las avenidas 9 de Octubre y Malecón, en el predio del banco La Previsora.

Su construcción se remonta a inicios del siglo XX. En 1987 fue recibida como donación por el Banco Central del Ecuador. Diez años después comenzaría su restauración con varias de las piezas originales.

El inmueble mantiene su arquitectura. Esta obra fue concebida en su parte baja como un local comercial, y en la parte alta como residencia de la familia Coronel Espinoza. Actualmente funciona en el Parque Histórico. (I)