El rector de la Universidad de Guayaquil, Roberto Passailaigue, afirma que se planteará una demanda de inconstitucionalidad ante el recorte del presupuesto que se asigna a las universidades públicas anunciado. La conocida como Estatal tiene la mayor cantidad de universitarios del país. El presupuesto asignado a este centro de educación superior bajará de $168,6 millones a $155,8 millones.

El recorte a las universidades públicas casi suma $100 millones. ¿Qué significará para la Universidad de Guayaquil?

Expresamos nuestra inconformidad y oposición a la medida inconsulta de recortar el presupuesto de las universidades ya aprobado aduciendo la falta de ingresos del impuesto a la renta. Si bien sabemos que si no hay ingresos no puede haber egresos, pero las normas constitucionales establecen que no se pueden reducir los presupuestos perjudicando a la salud y educación. Invitamos a los actores gubernamentales a que analicen otras medidas para suplir la falta de ingresos. Esta pandemia, la falta de productividad y el déficit financiero nos llevarán a problemas sociales mayores.

¿Pero qué efectos tendrá el recorte en la Estatal?

Publicidad

La población estudiantil es de 70 000 estudiantes, 2954 profesores y 1919 colaboradores entre administrativos y servicios. Este año el presupuesto codificado fue rebajado a $168 669 452 a inicios del 2020 (antes de la pandemia). En el 2018 fueron $175 millones y el año pasado ya hubo un recorte y se asignaron $171,9 millones. A inicios de este año presentamos una proforma de acuerdo con las necesidades que iba por los $178 millones. No hemos sido notificados aún oficialmente pero el 1 de mayo, según las resoluciones, la rebaja para este año será de $12 899 408. Con esta reducción la Universidad de Guayaquil no podrá dar la educación de calidad ni aperturar los cupos para el ingreso al sistema de educación superior como se tenía pensado, peor dar los cursos de nivelación, y se corre el riesgo de bajar el número de estudiantes que deban ingresar al primer ciclo de la educación superior, así de simple.

¿Pero por qué la rebaja implicará que menos tengan el derecho de seguir sus estudios superiores?

Porque esta rebaja afecta directamente a las partidas 51 y 53 que corresponden a contrataciones de profesores y de personal administrativo que se requieren con tantos números de estudiantes y profesores. Actualmente tenemos 70 000 estudiantes.

¿Cuántos nuevos estudiantes ingresan cada año a la Estatal?

Cada año ingresan alrededor de 16 800 estudiantes en dos ciclos de 8400 en el primero y algo parecido en el segundo.

¿Cuántos cupos menos ofertarán por la reducción?

Publicidad

Tenemos que hacer los estudios. Recién hoy Financiero, Talento Humano y Programación están trabajando para establecer en qué sectores va a incidir, pero ya sabemos que corresponde a contratación de servicios de personal y contratos civiles, entonces se reduce la capacidad de acoger estudiantes porque (a) los que ya tienen aprobados ciclos o están por graduarse no se les pueden suprimir las matrículas, pero sí se va a dejar de facilitar el ingreso a muchísimos estudiantes considerando que es la rebaja más alta de todas las universidades del Ecuador.

La población estudiantil espera el reingreso virtual, pero qué pasará con las carreras prácticas como Medicina, Odontología, Química y Gastronomía.

Teníamos previsto iniciar hoy (4 de mayo) el proceso académico virtual, pero determinados profesores no han puesto la nota de 400 estudiantes, por lo que pospusimos para mediados de mayo. Con este problema, el Consejo Universitario resolverá la apertura virtual el 1 de junio y a mediados de mayo la apertura de las matrículas. Hicimos encuestas y el 70 % tiene facilidad de ingreso a internet para las clases virtuales. Para los que faltarían se estudia la forma de crear fuentes de financiamiento para que accedan a laptops con precios módicos y el sistema de conectividad pueda ofertar con beneficio a los estudiantes. Si todos no pueden acceder, pensábamos, cuando ya se abra la asistencia presencial, formar un curso intensivo corto para recuperación de estos estudiantes, pero con el recorte no se puede ya hacer y entonces tendrán que matricularse en el próximo semestre. Tenemos previsto que la asistencia física recién pueda darse a partir de agosto y septiembre, si es que así se lo dispone, por lo que todo debe hacerse por internet.

Los de carreras prácticas rechazan la apertura virtual.

Se oponen las personas acostumbradas a hacer problemas por todo. La matriculación virtual no es nueva, ya desde el año pasado se hizo todo en línea, se seguirá haciendo de esa manera con los plazos y topes que se darán a conocer de manera oportuna. Eso sí, estamos controlando que se cumpla la normativa y si no se matriculan cuando tienen que hacerlo, pues significa que han desistido de hacerlo.

¿Pero cuándo exactamente empieza la matriculación?

El calendario se emitirá a principios de la próxima semana. Probablemente será a mediados de este mes para poder iniciar las clases el 1 de junio.

¿Qué requisitos necesitarán para la matriculación?

Están en el sitio web de la universidad, entre ellos, la certificación de haberse graduado de bachiller.

En las universidades privadas se matriculan pero no acogen todos los créditos. ¿Hay esa opción en la educación pública?

Las materias que son de crédito continuo tendrán que haber aprobado el crédito anterior que corresponda, luego hay arrastre de materias y tenemos la malla, y pueden irse matriculando de acuerdo a las materias que deseen, pero no habría justificación. En las privadas lo hacen porque no tienen financiamiento para cubrir todo el semestre. (I)