Talento humano innovador,  financiamiento e infraestructura son los pilares centrales de la estrategia de innovación del cabildo de Guayaquil. La alcaldesa Cynthia Viteri lo explica,  suma otras que se ejecutan a través de programas de educación (ver página 7). Y analiza el desafío ciudadano y de sus gobernantes de cara a la inteligencia artificial.

Como alcaldesa elegida participó del anuncio de la conformación del comité oficial para la innovación. ¿Ya se integró? ¿Cuál es su objetivo? 

Así es. La excelente noticia para Guayaquil es que recientemente fue publicada la ordenanza de la Empresa Pública de Innovación, Emprendimiento y Competitividad y muy pronto estarán las puertas abiertas para trabajar de la mano con los ciudadanos. Apostar por la innovación no es una opción, es el camino para alcanzar la prosperidad. Prepararnos para un futuro que, si bien tiene grandes desafíos sociales, ambientales y económicos, además incluye la innovación que se convierte en una oportunidad dentro de la agenda de la ciudad. 

La Empresa Pública Municipal fue creada para promover el desarrollo económico del cantón, con actividades intensivas en ciencia, tecnología e innovación, lo cual se traduce en más y mejor calidad de empleo; el incentivo real del emprendimiento con valor agregado y el apoyo a las personas, instituciones y empresas de forma incluyente y sostenible. Solo para poner un ejemplo: se estima que la mayoría de los empleos actuales desaparecerán en los próximos 20 años debido a la automatización y tecnologías, como la inteligencia artificial. Por otro lado, el 65% de los trabajos que serán realizados en el futuro por los niños actuales aún no han sido inventados. Ante este escenario, ¿cómo no pensar en innovación como un elemento clave para preparar a los jóvenes? Esta ciudad sin duda será reconocida, nacional e internacionalmente, por su atracción, talento y fomento al emprendimiento; por su transformación tecnológica, sin dejar a ningún guayaquileño atrás. 

Publicidad

Guayaquil tiene puntos de wifi, ya hay industrias con mecanismos robotizados, en educación se ofrecen carreras de innovación y al transporte se incorporan nuevas modalidades con energía limpia. ¿Qué otro paso da la Alcaldía en pro del bienestar que es el mayor propósito de una ciudad inteligente? 

Una ciudad inteligente es el resultado de orientar la gestión pública y la vida de sus habitantes hacia la sostenibilidad en varias dimensiones. Ya lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo en movilidad y transporte, incentivando el crecimiento del parque automotor eléctrico y la red de carga eléctrica en lugares públicos; tenemos una ordenanza que incentiva la construcción sostenible y la creación de áreas verdes. El control ambiental es muy importante para nosotros. La eficiencia en los trámites públicos es algo que también estamos mejorando, automatizando los procesos para facilitar nuestros servicios. La Empresa Pública de Innovación trabajará en talento humano y la transformación tecnológica de la ciudad.

¿Cuánto debe aportar la ciudadanía y cuánto el Gobierno central y el local para lograr una smart city? 

Los ciudadanos son fundamentales para lograr una ciudad inteligente, ya que son los sensores de información y el termómetro para medir los avances a través de su comportamiento. 

El gobierno local debe crear la infraestructura y dar paso a facilitar la tecnología y articular los diferentes actores, a fin de que permitan alcanzar un desarrollo sostenible, así como también la eficiencia de los recursos disponibles que al final se traduce en una mejor calidad de vida.  El Gobierno central debe estar en sintonía con los desafíos del presente y del futuro, generando los mecanismos de incentivos y desincentivos necesarios para que las ciudades y ciudadanos puedan ser parte activa de ciudades inteligentes, que al final son sociedades inteligentes con mayores oportunidades.  

‘En junio del 2020 habrá un instituto de innovación’

 “Guayaquil será la primera ciudad donde los niños y jóvenes aprenderán a programar de manera sistemática y podrán utilizar las tecnologías inversivas, como gafas de realidad aumentada, impresora 3D, entre otros”, afirma la alcaldesa de la ciudad, Cynthia Viteri.

Se refiere al nuevo programa Escuelas Futuro, mediante el cual, dice, los planteles populares  –con pensión de hasta $ 60– tendrán laboratorio de computación y un kit futuro que incluye robótica y programación. 

 Dentro de las estrategias de innovación en talento humano, explica que ya se ejecuta el programa Guayaquil IN, para generar las capacidades académicas, de pensamiento crítico, digitales y de diseño. Con él 50.000 hogares reciben capacitación en habilidades digitales y una tablet con programas educativos y de emprendimiento, anota. 

Viteri anuncia, además, que en junio del 2020 junto con Fundación Edúcate  lanzarán el Instituto de Innovación  con carreras del futuro.  (I)