El alcalde Jaime Nebot, a pocos días de la inauguración del puente, resaltó que esta obra busca ampliar el concepto del gran Guayaquil y promueve soluciones a problemas viales con otros cantones vecinos.

¿Cómo se llegó a formar una mancomunidad con una obra de esta naturaleza?

Arrancó cuando no teníamos competencia de tránsito, pero estaba la necesidad. Por el 2013, la ministra (María) Duarte en nombre del presidente (Rafael Correa) dijo que el Gobierno haría los dos puentes. Contrataron estudios, desecharon un puente, el de Daule. Pasó el tiempo y no hicieron nada. Así que decidimos con los alcaldes hacer la mancomunidad. Quien demostró que no tuvo la plata, ni las ganas fueron definitivamente ellos.

¿Qué hubiera pasado si ustedes se hacían para atrás, seguiría en estudios?

Publicidad

Estaríamos... La obra se financió así porque Guayaquil no genera el problema, lo generan Samborondón y Daule, pero nosotros tenemos el problema y tenemos que resolverlo. Sin el aporte al contado de nosotros hubiera sido virtualmente imposible que Samborondón y Daule obtengan financiamiento a diez años plazo.

¿O sea lo que da el Cabildo es el anticipo al contado?

Al contado. Y por eso no va a haber ningún pontazgo para los guayaquileños que pasen el puente, ni se subirán tributos.

¿Cómo lograron ustedes ponerse de acuerdo en algo que el Gobierno no pudo?

Lo anormal es lo que pasó con el Gobierno, no es un logro ser normal, lo normal es lo lógico. Más allá de afinidades, hay un sentido común, como con la alcaldesa de Durán (Alexandra Arce): no es ideológicamente afín a nosotros, pero logramos unirnos para la Aerovía.

¿La pluma (cobro de peaje) solo estará en el sentido de Samborondón a Guayaquil?

Publicidad

Ellos tomarán las medidas que crean convenientes. Más allá de que conozco que la decisión de los alcaldes (Samborondón y Daule) es que no lo pague todo el cantón porque el puente beneficiará a vecinos de La Puntilla y La Aurora. Seguramente por eso, cuando ciudadanos de afuera de esas circunscripciones vengan a Guayaquil, a lo mejor decidan cobrarles pontazgo a esos y a los otros no, porque en su momento pagarán el puente a través de otras vías que en su momento establezca cada uno de los municipios.

Esta obra es una de las más grandes de su gestión, ¿con cuál la compararía?

Yo he hecho una sola obra, se llama servir. Es una obra importante, sí, pero dentro de ese concepto de que la única obra real y la única que aspira el pueblo es servir.

¿Esta obra es símbolo de unión de cantones como la unión de autoridades?

Es símbolo de aprender a preocuparse del concepto del gran Guayaquil, básicamente Guayaquil, Samborondón, Durán y Daule, porque respetando el cariño a su lugar natal, idiosincrasia, administración, somos en el fondo una misma comunidad separada por un río. Un concepto que debe ir ampliándose. Todo ese aparato unido forma una política de tráfico y tránsito que debe ir adelante de los problemas y no detrás. (I)