El Dios de las Mentiras acaba de lanzar una confesión que, al parecer, es verdad. Loki, interpretado por Tom Hidleston, mencionó durante el capítulo 3 que es bisexual. No lo hizo exactamente con esa palabra, pero lo comunicó expresamente mientras conversaba con su rival en la historia, la Variante asesina, quien supuestamente es una versión femenina y más perversa de él mismo.

Loki le confiesa su preferencia sexual a Sylvie, la Variante asesina.

Sylvie, tal como su enemiga hace llamarse, le consultó a Loki si, por su estatus de príncipe, quizás haya tenido alguna princesa o príncipe románticamente especial en su vida. A ello, este respondió: “Un poco de ambos. Sospecho lo mismo de ti”, sugiriendo que Lady Loki es también de género fluido, es decir, no se identifica estrictamente como masculino o femenino.

La directora de la serie, Kate Herron, confirmó en Twitter este mismo miércoles, día del estreno del episodio en Disney Plus, la preferencia sexual de Loki: “Desde el momento en que me uní a @LokiOfficial fue muy importante para mí, y mi objetivo, reconocer que Loki era bisexual. Es parte de quién es él y de quién soy yo también… Sé que esto es un pequeño paso, pero estoy feliz, y el corazón está tan lleno…”, escribió en el post.

El portal del diario británico The Sun citó además a Michael Waldron, guionista principal de la serie, en comentarios brindados previamente al portal Inverse: “Sé cuántas personas se identifican con Loki en particular y están ansiosas de tener esa representación (para la comunidad LGBTI), especialmente con este personaje… Trabajamos muy duro”.

Sin embargo, Waldron atribuyó tal confesión en la serie a la directora Kate Herron. “Eso fue tan importante para Kate, que hicimos justicia. Todos tendrán que mirar y ver”.

El actor intérprete de Loki, Tom Hiddleston, personaje con un complejo perfil psicológico, mencionó que la sexualidad del hermano de Thor siempre ha estado presente en los cómics, “en la historia del personaje durante cientos, si no miles de años”, según publicó The Sun. Por ello, no debería sorprender a los fanáticos de Marvel.

“Se ha enfatizado la amplitud y el rango de identidad contenido en el personaje y es algo de lo que siempre fui consciente cuando fui elegido por primera vez hace diez años”, agregó en la misma fuente. “Sé que era importante para Kate Herron y Michael Waldron y para todo el equipo. Y estábamos muy conscientes de que esto es algo de lo que nos sentimos responsables”. (E)