En Estambul eran casi las 23:00. Mientras algunas de sus compañeras de programa se preparan para ir a descansar, la ecuatoriana Nathalie Carvajal se conecta con este Diario para compartir con nuestros lectores y sus seguidores su experiencia en este mes y medio de estadía en Turquía, a raíz de su participación en el reality El poder del amor. No está sola. Sus compañeras, la hondureña Woldie Durron y la colombiana Melissa Porras, aparecen brevemente para saludar cuando escuchan sus nombres en medio de la entrevista.

Su roomie es la periodista panameña Karina Linnet; pero, según detalla la guayaquileña, es muy común que todas se visiten en sus departamentos para acompañarse, conversar o simplemente pasar el rato.

Todas se muestran relajadas, desenfadadas, al natural, sin maquillaje. Los atuendos sensuales y tacones con los que aparecen en el programa o en las fotos de redes sociales han sido remplazados por cómodas pijamas y ropa holgada. “Cuando estamos en casa no usamos brasier”, afirma riendo.

Si bien el televidente que sigue la segunda temporada de esta producción turca se ha acostumbrado a los conflictos que surgen entre los participantes mientras están en pantalla, la realidad —al menos la que palpamos durante nuestra conexión— es que, fuera de ella, han aprendido a solucionar sus diferencias y a convivir en paz cuando las luces de los reflectores se apagan.

Publicidad

Luego de la eliminación del ecuatoriano Logan y mientras Carolina Jaume está de viaje con el hondureño Gus Leone, conversamos con Nathalie, quien confiesa que aún no se decide de forma definitiva por el puertorriqueño Fredito o el boliviano Sergio Méndez.

Mantiene su nuevo look, con cabellera de color cobriza. Ya no le molestan —asegura— las críticas que recibe por su apariencia en plataformas digitales, y recalca que prefiere disfrutar la experiencia que está viviendo a diario.

“Yo creo que desde un principio, cuando entré, no es que yo me crea la mamá de Tarzán, porque no lo soy, pero pensé que la experiencia que había tenido en los realities anteriores en Ecuador era lo suficiente, pero es algo nuevo por completo. Me encontré con la sorpresa de que para mí fue algo muy duro el estar lejos de [mi] familia, casa, de [mi] país; siento que eso sí me hizo un poco más vulnerable los primeros días y semanas. Yo sentía que lloraba por todo, todo me afectaba. Yo estaba en realities de competencia donde había amores, pero no era una necesidad; en cambio, aquí hay una presión, porque de eso se trata el programa”, expresa.

Nathalie agrega: “Esa obligación que sentía conmigo misma, por decirlo así, me hizo hacer cosas a lo loco, hasta que me dije: ‘Esta no soy yo’; y también Fredito me dijo: ‘Tú no eres así. ¿Por qué no te muestras como eres?’. Yo estaba con mucho miedo de ser yo en el programa, porque manejo un humor un poco negro, pero hubo una transición, y ahora esta que ven soy yo. No soy ninguna mojigata, no vengo a hacerme la víctima; vengo a hacer un papel de Nathalie Carvajal, mas no el que me ponga nadie, y eso hizo que cada día me transforme más”.

Publicidad

Su relación con Carolina Jaume

Desde el ingreso de la presentadora al reality, varias han sido las ocasiones en que se han enfrentado y han mantenido “acaloradas discusiones” en el estudio. Sin embargo, el público queda confundido cuando en redes sociales aparecen posteriormente en fotografías o videos compartiendo con normalidad. “Ella es la que me dijo: ‘Tomémonos fotos, tomémonos fotos; yo las mando a arreglar y a editar’”, dice entre risas, dando a entender que se toma con calma esta nueva “convivencia” dentro del programa.

“El tema de Carolina, al principio, yo no lo veía de esa forma, yo no lo vi de ese lado, pero las personas que conocemos a Carolina sabemos que es un poco cambiante y no sabemos con qué nos va a salir. Y, literalmente, llegó, me miró mal; no me hizo sentir mal por lo que dijo de mi color de pelo, pero sí esperaba que fuera diferente la llegada de ella. Entonces, ya habíamos visto una previa de la llegada de ella con los chicos, y nosotros nos quedamos como que ‘esa no era Carolina’; hablaba mucho de sus cosas personales, del pasado, que no era necesario decirlas desde un inicio. No les gustó, quizás, a las chicas la forma como llegó conmigo, y eso hizo que al principio tuviéramos irritaciones, peleas muy fuertes, en las que dijo que era mi jefa y que me dio de comer”, comenta sobre los motivos que han originado los enfrentamientos entre ambas.

Según cuenta Nathalie, la forma como Jaume interactúa con el resto de participantes suele ser motivo de incomodidad. “La personalidad de ella es muy complicada; a veces te puedo decir que sí es un poco irritante cuando uno quiere hablar y se mete en las conversaciones o hace comentarios, que todos tenemos y suelen ser inoportunos, pero siento que yo sí trato de respetar el espacio y ella no. Ella es superdivertida. Nosotros nos peleamos y peleamos, pero ya se volvieron nuestras peleas mutuas. Ya el hecho de reconocer tus defectos hace que puedas burlarte de lo que ocurre y no te afecte”, dice.

En la gala en la que se eliminó a Logan, se vio a Karina decirle a Carolina Jaume que se callara y a Assaf votar para que fuera expulsada, luego de asegurar que ese no era el lugar para ella y que no encontraría el amor ahí. ¿Se sienten incómodos los participantes con Carolina?

Publicidad

Sí, hay incomodidad de parte de los chicos, y ya llega un momento en que se nota. No nos importa si se nota o no, y hacemos caras porque ya es muy fastidioso; y estamos hablando de algo y su llanto, con todo respeto, llega a ser muy falso. Llora por todo, y todos en un momento lloramos porque estamos sensibles, pero ella es actriz, no nos olvidemos de eso. Había una pelea con Woldie; yo no me había dado cuenta de que estaba llorando, y luego ya ella también lloraba, y siento que hasta cierto punto yo le puedo creer. Hay momentos en que siento que le creo su llanto y hay momentos en que siento que es muy falsa; y eso es lo que hace: crea incomodidad, crea malestar, mezcla muchas cosas.

En esta parte de la entrevista, Woldie también se suma para compartir sus impresiones sobre Jaume: “Ella es buena persona, pero tiene eso de que, cuando hablamos de algún tema, ella quiere dar su punto de vista; y está bien, pero quiere hacer del tema algo personal. A veces, todos están como ‘Carolina, ya’. Ella da su opinión, pero lo asume tan suyo. Pero ella es muy buena persona, nos ayuda muchísimo, se encarga de muchas cosas, es muy preocupada por todos. Ella sí es un sol, la verdad”. (Aseveración con la que coincide Nathalie).

Melissa Porras, ¿amigas o rivales?

La modelo colombiana, otra de las concursantes con la que ha tenido discusiones Nathalie, también se une a nuestra videollamada. Al consultarle sobre su relación con la ecuatoriana, afirma: “Es un amor con odio”.

Nathalie la interrumpe para agregar: “Lo bueno del programa es que sacan tu verdadero yo. Ahora ya nos damos cuenta de que Melissa tiene otros gustos, se ha virado un poco, y aquí vamos sacando verdad por verdad”. A su comentario sarcástico, Porras responde, desde el otro extremo de la habitación: “No, yo me quedo con los hombres, por ejemplo, con Fredito”.

Publicidad

“Esas cosas, esos comentarios, aunque no lo creas, son los que hacen que, aunque estemos bien, de repente en el programa me den ganas de halarle el pelo; y ya después me digo: ‘Me enojé por gusto’. Nosotros, te digo la verdad, no vemos a ningún turco ni a nadie; por eso es que nos metemos tanto para defender lo indefendible (al referirse a los acercamientos sentimentales), porque sientes que es tuyo, pero esto es un reality show y, al final, bueno, hay personas que nos llevamos, que por momentos nos peleamos y ya después nos llevamos bien”, apunta Nathalie.

Fredito o Sergio

La ecuatoriana ha sabido ganarse el cariño de sus compañeros. Hay quienes la quieren y otros con quienes tiene fricciones. Si bien Fredito fue su primera opción e interés romántico dentro del espacio televisivo, la llegada de Sergio despertó en la compatriota nuevas emociones, por lo que se creó un “triángulo amoroso” del cual ella aún es su protagonista al mostrarse indecisa sobre la elección para empezar una relación sentimental.

¿Ya se decidió por uno de ellos?

Eso mismo me pregunto yo todos los días. Yo me lo pregunto a cada rato. Igual sentí que me iba a quedar sin pan ni pedazo, pero luego vi una luz al final del túnel.

Y esa luz, ¿qué nombre dejaba ver?

Te digo la verdad: la luz siempre dejó ver a Fredito, pero la luz trajo sombras también. Pasa que el baby (Sergio) tiene cosas que Fredito no tiene (ríe). La verdad es que la relación entre Fredito y yo es muy tóxica, y siento que esa relación está llegando a un límite en el que yo ya no puedo más, porque él es igualito a mí, somos muy parecidos, somos iguales en todo sentido; y, entonces, yo hago cosas que pienso que no le van a molestar, y se termina molestando y me reclama todo el tiempo, y yo igual.

Te juro que todos los días le digo: “Dejemos esto aquí”, y nos mandamos a la miércoles; y a la media hora: “Hola, ¿cómo estás?”. Y como yo ya lo dije antes: necesito emociones en mi vida y ya necesito amor, comprensión y ternura, y ya me quiero ir al todo por el todo.

Eliminación de Logan

La salida del youtuber ecuatoriano, luego de una eliminación que arrojó siete votos en contra, generó controversia porque uno de ellos fue de Nathalie. Su separación del programa tomó por sorpresa a Logan, porque aseguró en una entrevista con este Diario que desconocía que había algún tipo de malestar con él. Nathalie responde a esta polémica.

“Aquí realmente eso sí fue un plus que se le agregó a su salida (quienes votaron por él aseguraron que él manifestó sentirse mal por no estar en el cumpleaños de su hijo), pero cada quien tendrá su versión; para mí, no fue así. Él obvia muchas cosas, como la anterior eliminación, en que se fue Emmanuel, el chico de México, y él fue también el segundo más votado para irse, y en esa eliminación yo voté por Emmanuel. Cabe recalcar que mi voto pudo marcar la diferencia, y él no se fue, se fue Emmanuel, porque yo voté por él. Después me dije: ‘¿Qué hice?’. Él era el segundo más votado para irse; no es que le cogió de sorpresa. En la siguiente (gala) ya era una muerte anunciada, como él lo dijo”, recalca.

“Nosotros ya llevamos un mes y medio en el reality, y no sé hasta qué punto yo no pueda o la gente no me permita votar por un ecuatoriano. No sé hasta que punto quedo bien o quedo mal, o es una obligación votando por un ecuatoriano con el que no tengo ninguna afinidad, de amistad, de romanticismo. Es algo absurdo, les dije a mis compañeros, yo sé que no voy a ganar el reality, porque yo no vine a ganarme la plata; yo ya gané el reality llegando y haciendo lo último que quería hacer en televisión, yo ya gané. Yo ya me internacionalicé. Lo único que no quería era salir a la primera semana. Pero de ahí me lo estoy gozando, disfruto amigas. Sé que esto no va a terminar aquí, sé que vamos a tener proyectos en otros países”, Nathalie Carvajal.

La guayaquileña enfatiza además que, si un participante tiene mayoría de votos en contra por parte de sus compañeros, significa que la interacción en casa no es favorable. “Tienes que darte cuenta de por qué votan: votan las personas porque no tienen afinidad contigo; porque aquí no es que les importe el amor, el desamor, si estás conociendo a alguien o no, sino la persona que eres en el reality. No digo que es una persona mala; digo que él no tenía afinidad con los chicos, y con las mujeres tampoco. Las mujeres son las que votan por los hombres y ellos por las mujeres; esa es la única verdad que hay aquí. Más afinidad hay entre Hernán (del Pozo) y yo. Yo siento que está dolido. Obviamente, si yo salgo, me va a doler”, apunta. (E)